elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià
Por J. P. Enrique
Solo es una opinión... - RSS

Un día hubo mareas blancas

    ¿Te acuerdas? ¿Te acuerdas cuando salieron miles de trabajadores sanitarios en toda España y sobretodo en Madrid para manifestarse contra los recortes en Sanidad? La ciudadanía no les apoyó como debía haberlo hecho, y algunos, hartos de tanta pancarta se posicionaron contra ellos “¿De qué se quejan -decían-  trabajadores que ganan dos y tres mil euros al mes con un empleo estable?

    No reclamaban por ellos, reclamaban por todos, reclamaban contra el cierre de hospitales, contra la privatización, contra la reducción de presupuestos, contra la reducción de camas y  de plantillas.

    Pasó el tiempo y las manifestaciones de las batas blancas quedaron en el olvido y, en unas Comunidades más y en otras menos, se pusieron recursos públicos para facilitar el negocio de los privados. Tampoco hubo reparos en desviar dinero desde lo público para llenar bolsillos privados.

    Para desprestigiar a la sanidad pública, mientras en Madrid se iniciaba el camino encubierto hacia la privatización que denominaron “colaboración público privada”, el Consejero de Sanidad con Esperanza Aguirre, el Sr. Lamela, no tuvo reparos  en acusar al Dr. Luis Montes de 400 muertes, llevándoselo ante las cámaras esposado,  hasta que la justicia se encargó de absolverlo. Pero el daño ya estaba hecho y la imagen de la excelente Sanidad madrileña tocada.

    En los hospitales de “colaboración público-privada” cuando empezó  propagarse el virus  decidieron remitir a los sospechosos a la pública con el argumento de que “allí disponen de más medios”. Es el mismo argumento que emplean los colegios de enseñanza concertados a la hora de matricular alumnos “difíciles”.

    Si hubiéramos apoyado más a las batas blancas, tal vez habría habido menos recortes, y con más camas y  más UCIs el drama habría sido muy grande pero quizás un pelín menor.

    Ahora, en plena crisis se hace política diciendo que “se deberían de haber tomado medidas más duras desde el principio” y tenía que haberse prohibido la manifestación del 8-M ¿Las habría aceptado la sociedad? Si todos los tenían tan claro  ¿por qué no faltó nadie a la manifestación feminista y quien faltó convocó por su cuenta un acto multitudinario en su partido?

    Cuando líderes del neoliberalismo como Trump y Johnson han tenido que dar marcha atrás a su idea de que sea  “el orden natural  el que haga el trabajo”, hay que llegar, ¡ahora sí! , a un gran pacto entre todos para que la Sanidad sea un bien básico del que nos sintamos orgullosos, dotándolo con recursos suficientes que nadie pueda recortar jamás. Y eso se financia con impuestos.

    Subir