16 de septiembre de 2019 16/9/19

Un proyecto basado en mentiras e insultos

El espectáculo ofrecido ayer en el Congreso de los Diputados por los líderes de la derecha rancia y reaccionaria, Rivera y Casado o viceversa, han demostrado que para ellos, la pre-campaña electoral es el excelente escenario, donde el que más miente e insulta va a ser el que alcance el sillón de Presidente de Gobierno de La Moncloa.

Pero, dar a conocer, aunque fuera mínimamente un programa de Gobierno, o tan solo al menos una mini-propuesta que sirva para mejorar el nivel de vida de los españoles, a tenor de lo que escupen por sus bocas, parece que no saben hacerlo.

Pero los españoles, que tenemos el derecho a conocer ante las elecciones del 28 de abril que proponen cada uno de los partidos, en el caso de los Rivera y Casado como no hay ni una sola propuesta, tenemos que saber a que se deben esas “ausencias programáticas”.

En mi opinión - y no temo equivocarte – es muy sencillo, “Es que no tienen ningún programa de Gobierno”, incluso alguno como Rivera no tiene ni tan siquiera, un partido como Dios manda. Ningún programa, salvo que como están demostrando, se han tomado el rosario de falsedades e insultos a Pedro Sánchez, como su mejor programa. Y por eso recurren, a esa estrategia electoral esperando que les dé cierto crédito, en las urnas.

Pero cuando en tiempos de pre-campaña o de campaña - es igual – las conversaciones de estos políticos Casado y Rivera, están preñadas de mensajes grandilocuentes, exabruptos, como las falacias e insultos, pueden parecer hasta cierto punto normal que cuando cada presidente del PP y Cs busquen definir su perfil para ganar electorado en las elecciones del 28 de abril, los insultos en momentos de alta tensión como los que estamos viviendo, se pueda hacer creer que la sociedad, es la que están plasmando esos vocíferos con sus falacias e insultos.

Pero mientras que se anuncian vetos y cordones sanitarios al PSOE, y se dice a las mujeres: “Que deben de conocer lo que llevan en su vientre, cuando están embarazadas”, al margen de lo nefasto y machista de la manifestación y de su autor Pablo Casado, hay de advertir del cambio de calado que se ha producido ante las elecciones del 28 abril. Por eso, los españoles tenemos que seguir observando el espectáculo que nos están ofreciendo Casado y Rivera, cada vez que abren la boca. Pero sin olvidar que solo los hechos, las medidas llevadas a cabo por el Gobierno socialista de Pedro Sánchez, en los ocho meses de Gobierno, ya no tienen vuelta atrás, y esas son en definitiva las cosas que cambian nuestras vidas.

Claro que todas las mentiras, siempre  tienen “las patas de detrás, muy cortas” y a estos “cuadrúpedos políticos” les va a salir el tiro por la culata, y se van a quedar dando “un par de coces” cuando conozcan los resultados de las urnas el 28 de abril.

Porque, acusar a Pedro Sánchez, como ha afirmado Casado, de que desde el PP lo han pillado “Vendiendo un trozo de España al independentismo catalán” es una grandísima mentira, que los españoles no nos la vamos a tragar. Y por lo menos, “la trola” les va a suponer un millón de votos socialistas más para las candidaturas del PSOE. Porque son tan evidentemente falsas esas acusaciones, que hasta los militantes y forofos del PP se preguntan si es que no tienen otra forma de actuar. Porque con insultos no se ganan ni votos, ni la credibilidad perdida con el acuerdo del PP con la ultraderecha de VOX.

Porque, gobernar un país como España, es tratar de resolver los numerosos problemas económicos y sociales que tenemos. Que es lo que ha estado haciendo el Gobierno de Pedro Sánchez.

Y es por eso, cuando no se tiene nada que les permita convencer a una parte del electorado, Pablo Casado y Albert Rivera utilizan esas artimañas de las mentiras y los insultos, que no les van a valer para nada. Pero ellos se  dedican a crispar el clima electoral para obtener unos resultados que  ya suenan a fracaso.

Aún faltan días suficientes hasta el 28 de abril, y por lo tanto los españoles aún vamos a escuchar bárbaras manifestaciones de estos dos “Caudillitos”, pero que aunque quieran parecer unos salva-patrias, no lo pueden disimular: “los dos, Casado y Rivera son de derechas, digan lo que digan, es que son de derechas”.

 Y las derechas, ¡NUNCA JAMÄS! Se han acordado del pueblo, salvo para expoliarle de sus libertades y derechos.

Pero a tenor de las recientes encuestas que se están dando a conocer, el único partido que aumenta sus expectativas de ser votado, es el PSOE de Pedro Sánchez. Mientras que el PP, Ciudadanos y VOX se mantienen en unos niveles tan bajos, que ni tan siquiera van a necesitar el ponerse a pelear para llegar a un  acuerdo acerca quién se tiene que llevar el colchón a La Moncloa.

La encuestas, encuestas son, pero será quizá  porque los españoles ya les están viendo el “pelaje de estos políticos”. Y  ayer en el último pleno de esta legislatura él, enfrentamiento entre Pedro Sánchez  y Albert Rivera fue de una extraordinaria dureza con fuertes acusaciones entre ambos: “Desterrar la crispación, el, insulto y el enfrentamiento territorial” es el objetivo de Pedro Sánchez que pretende conseguir en la vida política  mientras que  tanto “Casado como Rivera vertieron sapos y culebras”, profetizando que: “Si gana el PSOE, pactará con separatistas y comunistas”, advirtiendo de que no vuelva a gobernar “con el apoyo de los comunistas y de los que quieren romper España” según expresiones de Casado y que Pedro Sánchez respondió “Con la ultraderecha, ni a la vuelta de la esquina.”

Pero hoy, no quiero acabar estas reflexiones sin mencionar algunas frases más de Pedro Sánchez respondiendo a Albert Rivera: “le faltan ideas y le sobra testosterona” y a Casado al que le acusó de “mentir” al dar por hecho “situaciones que no se han producido, como que el Gobierno ha negociado los 21 puntos que pretendió tratar el Govern de la Generalitat”.

Si tuvieran un mínimo de dignidad política Casado y Rivera, reconocerían que el chantaje que planteaba el Govern para lograr el trueque: “El derecho a la auto-determinación y el cese de la represión de los presos que están siendo juzgados, a cambio de aprobar los Presupuestos en el Congreso por los diputados del PDeCAT y ERC,” fue rechazado de plano, suspendiendo el Gobierno de Pedro Sánchez las conversaciones con el Govern sobre los temas que afectan a la sociedad catalana. Y que fue contestado por el Presidente del Gobierno con una clarividente frase: “Dentro de la Constitución se puede negociar de todo, pero fuera de ella, de NADA”.

Claro que pedirles a Casado y Rivera que tengan dignidad política y no mientan e insulten como les venga en gana a Pedro Sánchez, es tanto como pedir que llueva hacia arriba porque los paraguas no nos servirían.

Lo suyo, es continuar con las mentiras e insultos. Y por eso los españoles tenemos que tomar nota, para que el 28 de abril no les votemos  a estos “botarates políticos” y vayamos todos y todas a votar las candidaturas socialistas, porque una abstención sería una forma de favorecer a estos “Mindunguis” del PP, Ciudadanos y VOX, que ni tienen un programa que ofrecer, ni un partido como es, el caso de  Ciudadanos y VOX y un PP con Casado, mutando cada día, hacia un neo-franquismo.

Porque un proyecto basado en mentiras e insultos, no es lo que necesitamos para “La España que queremos”.

ocultar
Un proyecto basado en mentiras e insultos
Subir