Martes 25 de Septiembre de 2018

Unos resultados que no son los necesarios - Reflexionando, que no es poco - columna de opinión - elperiodic.com

Versión Clásica
Edición Comunidad Valenciana
Columna de opinión
Reflexionando, que no es poco
Reflexionando, que no es poco
Por Cesar Llorca

Unos resultados que no son los necesarios

12/07/2018
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

Después de las expectativas que habían generado la reunión del pasado 9 de julio, entre Pedro Sánchez y Quim Torra, los resultados siguen sin ser los que se necesitan, para la solución política del problema político que se tiene que solucionar políticamente. Era de esperar.

Porque el problema político, - quiero recordarlo – "No es otro que el empeño de separar a Cataluña de España". Y por eso ya se tomaron las medidas judiciales, para evitar que el "Golpe de Estado se perpetrase inmunemente". Y ese empeño persiste, es el de la obsesión separatista, que no ha desaparecido, ni tan siquiera disipado con el actual Govern que preside Quim Torra.

Desde mi total convencimiento, de que la reunión entre ambos Presidentes era necesaria llevarla a cabo, a ese convencimiento se unen mis fundadas dudas de que las necesarias relaciones entre ambos Gobiernos y las reuniones que se puedan producir, "Vayan a resolver políticamente, el problema político".

El resumen de este encuentro que realizó la Vice-Presidenta del Gobierno, nos muestra que Qim Torra, se había despachado a gusto acerca de lo que ya había anunciado "Referéndum, autodeterminación, independencia y República". Pero también es verdad que las respuestas no han sido satisfactorias para Quim Torra, porque con la Constitución en la mano, no es posible, por ilegal los objetivos del Govern de Cataluña.

Y eso también era suficientemente conocido por Qim Torra. De ahí pues que los resultados acerca de la reactivación de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, y la reunión entre vice-Presidentes que no deja de ser una relación de Gobierno a Govern y situar el problema catalán en el plano político, parece razonable de entrada.

Sin embargo, que al salir de la reunión, Quim Torra declarase en la radio pública catalana, la frase que le dijo al Presidente Pedro Sánchez: "Le explique a Sánchez, que tengo 55 años, que mis hijos son muy mayores y que no tengo nada que perder". A mí esa frase, me hace reafirmarme, que "Pase lo que pase, van a seguir adelante hasta la consecución de la Auto-determinación, la independencia y de la República en Cataluña".

Y continuar con las reuniones que pueden parecer razonables, solo van a conseguir la creación de un espacio estéril totalmente para lograr la solución política.

Porque incluso, antes de que se inicien las citadas reuniones, estas se vean interrumpidas por la decisión del Juez Pablo Llarena que al finalizar los trabajos de Instrucción sobre el "Proces" ha declarado la suspensión como diputados del expresident Puigdemont y los cinco diputados en causados por rebelión, que están en la cárcel.

Ahora, los criterios del Juez en aplicación de esas medidas, no tienen lugar a dudas es para impedir que: "Personas que ofrecen indicios racionales de haber desafiado y atacado de forma grave el orden de convivencia democrática mediante determinados comportamientos delictivos... puedan continuar en el desempeño de una función pública de riesgo para la colectividad".

Y ante esa decisión, y a pesar de que el Parlament puede sustituir a los diputados suspendidos, con el fin de no modificar la correlación de fuerzas, va a aparecer el primer conflicto. Ya que Junts per Cataluña y la CUP quieren que en el Parlament se vote si acatan o no, la orden del Juez Llarena. Y aunque desde el Parlament su President aún no ha revelado si obedecerá la decisión judicial. La línea roja está establecida, porque: "No hay ningún poder parlamentario que pueda desobedecer las decisiones judiciales".

Sin embargo, parece que todo apunta a una prueba donde se va a constar si la normalización institucional es posible, o no, con la actual correlación de fuerzas en el Parlament. O se tiene que recurrir a otro 155 por actuaciones ilegales.

Pero en cualquier caso, la solución del problema político de Cataluña, va a requerir – en mi opinión – que el poder judicial juzgue y condene a los procesados, estén en la cárcel ó estén en fuga de la justicia. Que se agudicen las contradicciones en el interior de cada fuerza independentista, que desde el Gobierno no dude y vacile en recurrir a la denuncia y a la labor pedagógica frente a los intentos separatistas de volver a repetir el "Proces II", y que se produzca como fruto de todo ello, el desencanto necesario en una parte de la sociedad catalana, convenciéndose que la aventura del "Separatismo es una ruina para todos los catalanes".

Y van a ser todos esos factores - al menos esa es mi sincera opinión – los que pueden ir configurando en las elecciones tanto locales como autonómicas la voluntad política de una mayoría de catalanes, donde los partidos independentistas obtengan la mejor respuesta a las pretensiones separatistas, reduciéndolas a la más mínima expresión. Esa es la solución.

Y esa es: "La única forma se dar solución política al problema político de Cataluña. Que la soberanía del pueblo catalán decida con su voto, su presente y su futuro".

Esa es la solución y no otra. Porque la experiencia, ya ha demostrado que el "Nacionalismo separatista" solo sirve a los intereses de los del 3%, y es la ruina tanto para Cataluña como para los catalanes.

Y mientras que lleguemos ahí, corremos el riesgo de tener que sufrir las impertinencias políticas de Torra y Cia, de sus declaraciones alti-sonantes, rozando los límites de lo ilegal, pero manteniendo la fractura de la sociedad catalana como el mejor parapeto de sus indefendibles pretensiones de ruptura con España, con Europa y con el Mundo mundial.

Por eso, estoy firmemente convencido, que los resultados de la reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra, "No son los resultados que son necesarios".

Pero ello no me impide de saludar los esfuerzos de Pedro Sánchez y su Gobierno, por la forma en que está abordando los numerosos problemas económicos y sociales que nos ha dejado Mariano Rajoy, entre ellos el de Cataluña.

Comparta este artículo
No hay comentarios en el artículo

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Con el soporte de:
GV Conselleria Educació

RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Amb la col·laboració de la Consellería d'Educació, Investigació, Cultura i Esport. Generalitat Valenciana.

Aviso Legal | Política de Cookies | Publicidad | Correo: valenciaARelperiodicPUNcom

 
Versión Móvil