28 de octubre de 2020 28/10/20
Por María José Navarro
Picos Pardos - RSS

Niñas empoderadas, mujeres brillantes

    El 11 de octubre se celebró el Día Internacional de las Niñas y debemos seguir reivindicando, este año de pandemia con mayor motivo, esa igualdad de oportunidades que permita que cada niña crezca siendo lo que quiera ser, en libertad y sin la opresión del sistema patriarcal, que tanto limita ese crecimiento. Todavía queda mucho camino por recorrer, puesto que siguen habiendo muchas menores que padecen verdaderas atrocidades por su sexo: ablaciones, violaciones, vejaciones, matrimonios pactados con hombres mucho mayores que ellas, obligadas a ser madres en la infancia, la falta de escolarización, y otras, como la violencia de género y la pobreza, que han aumentado drásticamente, como resultado de la COVID-19.

    Según los datos de UNICEF, en todo el mundo 15 millones de adolescentes de 15 a 19 años se han visto obligadas a mantener relaciones sexuales forzadas. Cada año se casan 12 millones de niñas menores de 18 años, 130 millones de niñas siguen fuera de las escuelas en todo el mundo. En 2021, alrededor de 435 millones de mujeres y niñas vivirán con menos de dos euros al día…Y también refleja el informe la intensificación de la violencia contra las mujeres desde que comenzó la pandemia.

    Queda claro que se ha de lograr la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, tal y como marca la estrategia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y esto pasa por que cada país cumpla con su responsabilidad y tome las medidas apropiadas para conseguirlo.

    Mientras tanto, debemos mantener la esperanza viva… La presencia de las mujeres se va intensificando, poco a poco, en los deportes, la ciencia, la cultura, la literatura, a pesar de todas las dificultades, a pesar de que en muchas ocasiones, pasan de puntillas los medios de comunicación por los éxitos femeninos, a pesar de que todavía no aparecen todas las que debieran en los libros de texto…

    En este año de pandemia, en el que solo se escuchan datos de contagios, confinamientos, muertes, y políticos y políticas a la greña, a ver quién dice la absurdez más grande, o quien se apunta algún rédito electoral gracias (o a pesar) de la COVID-19, todavía pasan más desapercibidos los logros de las mujeres, aunque haberlos ahílos, como los tres premios Nobel con nombres de mujer de este 2020 aciago. Las ganadoras de tan prestigioso galardón han sido:

    - Andrea M. Ghez, Nobel de Física, por sus descubrimientos sobre los agujeros negros.

    - Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna, Nobel de Química, por sus avances en la edición del genoma, descubriendo una de las herramientas más precisas de la tecnología genética.

    - Louise Glück, Premio Nobel de Literatura, por su valioso trabajo en las letras, con la publicación de doce colecciones de poesía y también algunos volúmenes de ensayos.

    Recordemos que desde que se instauró este premio en 1901, solo el 6% han sido otorgados a mujeres, siendo la primera en recibirlo Marie Curie.

    Otras dos mujeres galardonadas en los últimos días, han sido Eva García Sáenz con el Premio Planeta, por su novela “Aquitania” y Sandra Barneda, como finalista del mismo, por “Un océano para llegar a ti”.

    Como decía, todavía tenemos un largo trecho por delante, pero está claro que somos las mujeres las que debemos hablar de ello, insistir hasta la saciedad, porque es la única manera de que nuestras niñas del presente se empoderen, para ser las mujeres brillantes que el futuro necesita.

     

    Subir