26 de agosto de 2019 26/8/19
Por Eleuterio Fernández
Periòdica Columna - RSS

Un año después

Amables lectores, el día 14 de marzo de 2007, casi ya, se cumplirá un año desde que empecé a colaborar con este periódico digital, nuestro periódico. En ese tiempo, muchos temas han sido los que he tratado, alguno de ellos en series de tres, como estos últimos relativos a la política local y autonómica, como a modo de herramienta de comprensión de lo que debe, o debería ser; algunos de ellos causaron alguna polémica, como, por ejemplo, el de la visita del Santo Padre, Benedicto XVI a España (Valencia) a la que asistí, como seguramente, pues las vi en este mismo medio de comunicación, mucha gente de Burriana. Tengo que decir que aquella polémica, que casi revive cuando volví a recordar, 6 meses después, lo que sucedió entonces (aunque esa no era mi intención) me gustó personalmente. Al menos defendí lo que es defendible.

A continuación les voy a poner, aunque seguramente será muy largo (de lo cual no saben cuánto me alegro) el listado de columnas que he sido capaz de pergeñar en este, ya, dilatado tiempo.

 

 

Esto no es, por supuesto, una despedida. Por mí, mientras que me sigan permitiendo colaborar con elperiodic.com lo seguiré haciendo con gusto y, siempre que pueda, aunque sé que, seguramente, cuando lleguen los temas expresamente políticos, y no me refiero a las generales de la ley que han quedado establecidas en estos tres últimos que han podido, quien haya sido capaz de soportar tal cosa, leer, sino, al contrario, en lo particular de los candidatos, pues, entonces, no sé yo cómo quedará la cosa. Pero, en fin, el caso es que haré lo que pueda ya que, entiendo, que éste es un medio libre, independiente, como dice su cabecera electrónica (“Periòdic digital independent”, diu, o dice) Por supuesto que no habrá difamaciones ni nada que se parezca sino, al contrario, una visión, desde mi punto de vista, real.

Por lo tanto, el paso de este largo tiempo, al menos para mí, ha servido para afianza un pensamiento que tengo y que, claro, es particular: la distancia no separa sino que, a lo mejor, une más aún. Esto, que puede parecer extraño y, a la vez, contradictorio, no es así.

Me explico.

Al separarte de un lugar donde, como es mi caso,  has vivido durante un buen puñado de años, te da la impresión de que nada va a ser como antes. Y esto es verdad. Nada va a ser como antes pero, también es posible, que lo que sea no sea tan malo. La separación viene acompañada de la objetividad que nubla, seguramente, el hecho de esta físicamente en un lugar donde se vive pues se juntan los intereses particulares con lo que se debe de decir, o hacer.

En fin, que creo que este estar lejos me ha venido bien. Además, si contamos con medios de comunicación, como éste mismo en el que me dejan escribir, con los que podemos llegar a tener un conocimiento bastante amplio de lo que pasa en Burriana pues, como suele decirse, com més sucre, més dolç.

Un año después, mirando lejos lo que ha pasado y como, poco a poco se han ido desgranando los temas que he podido comentar aquí, unos más interesantes que otros, el caso es que sí puedo decir que esto ha ensanchado mi corazón y mi mente. También, como cosa negativa, digo que la desaparición de colegas como Joan Garí Clofent, al que bien conozco, de esta sección de Opinión, ha privado a los lectores que pudieran acercarse a sus artículos, de una pluma (entiéndase esto, claro) muy acorde con los tiempos que corren. Esto, francamente lo digo, lo siento bastante y hecho de menos otro bastante, aunque espero que vuelva alguna vez, aunque sea de forma esporádica a, como se dice, dir la seua.

En fin, que me alegro mucho, más que mucho, de esta colaboración mutua entre el periòdic y yo y espero que continúe, al menos, hasta que me borren de su parrilla.

Gracias, por otro lado, a tod@s  los que hacen esta página de actualidad digital en una comarca como La Plana, desde la Directora hasta quien sea, que a ell@s también les debe mucho el que escribo esto.

Que Dios se lo pague, a tod@s.

Amén; o sea, así sea. Y la semana que viene más.

 

ocultar
Un año después
Subir