22 de octubre de 2019 22/10/19
Por Eleuterio Fernández
Periòdica Columna - RSS

Análisis final

    Amables lectores de Burriana, Vila-Real y Les Alqueries. Resulta conveniente, para ciertos casos y cosas, dejar que el tiempo, que todo lo tranquiliza, pase para que lo que se pueda decir haya, digamos, reposado y los primeros momentos de la contienda electoral, se hayan calmado.

    Ahora que han pasado, ya, más de dos semanas desde que fueron las elecciones municipales y autonómicas, quizá valga la penar hacer, a modo de balance, un análisis final de todo lo sucedido para, así, alguna idea de lo por venir.

    Al parecer, casi nada ha cambiado. Pero, para más acertar, es conveniente analizar las cifras, siempre frías, que depararon los pasados comicios.

    Tengo que reconocer que, en un primer momento, en los primeros sondeos e, incluso, en las primeras noticias que llegaron a mis oídos y ojos, eran, ciertamente preocupantes para aquellos que eran votantes o simpatizantes del Partido Popular pues parecía que iban a perder la mayoría de votos que, al menos en Burriana y Vila-real (no así en Les Alqueries) le habían dado, hasta ahora, el gobierno de aquellos pueblos de La Plana.

    Incluso pude ver, esto a modo de ejemplo, por la llamada pequeña pantalla (pero aquella noche no muy tonta) como el candidato por el Partido Popular de Burriana, Sr. Calpe, reconocía que esa situación, la que no daba mayoría clara, era una situación bastante normal en Burriana y eso no debía preocupar mucho. Parecía, pues, que las cosas iban a seguir como estaban.

    Esta impresión, que me produjo, lo digo con franqueza, onda preocupación (pues ni creo ni considero oportuno negar mis simpatías políticas) se vio, digamos, un tanto arreglada y tranquila al ver que, con el paso de las horas y, luego, con el resultado definitivo, parecía que tanto en Les Alqueries como en Vila-real y en Burriana, nada, al fin y al cabo había cambiado o, dicho de otra forma, que, como diría la canción, “todo sigue igual”, salvo pequeñas ausencias que son, creo, a destacar.

    Por ejemplo, tanto en Burriana como en Vila-real han desaparecido opciones políticas, digamos, extremas (por situarse en el ala más izquierda del espectro político) como son el BLOC-EV en Burriana o Entesa en Vila-real pareciendo, a primera vista que los votantes del BLOC-EV de Burriana han dado su voto al partido socialista y los votantes de Entesa en Vila-real han dado su sufragio también al partido socialista junto a una silla de concejal que ha ido a parar, también, el partido de Pablo Iglesias. Eso es, al menos, lo que parece, a primera vista del resultado. Y esto, quizá, por la aplicación del denominado “voto útil” que, en este caso ha sido bastante “inútil”. ¡Paradojas de la ciencia electoral!

    Sin embargo, en la única localidad donde todas las cosas han quedado exactamente igual que estaban es en la vecina, de las otras dos, de Les Alqueries. Si en 2003 el partido socialista tenía 6 asientos en el Ayuntamiento y más de 1.200 votos, ahora ha obtenido, también, 6 asientos pero con más de 200 votos de incremento. Por otra parte, si el Partido Popular obtuvo, en 2.003, 5 asientos municipales, con más de 1.200 votos, ahora ha obtenido los mismos con un porcentaje menor de votos y, claro, de votantes.

    Por otra parte, es de destacar que en los tres pueblos de La Plana (Vila-real, Burriana y Les Alqueries) se ha producido un descenso del número de abstenciones, lo que se ha de entender por un incremento del interés por la cosa pública por parte de los vecinos de nuestras localidades. Algo importante y que vale la pena decir, para conocimiento de aquellos que puedan pensar que ganan los mismos pero participando menos. No, no es así, ganan los mismos con más votantes.

    Y así, amables lectores, hemos llegado al final de esta especial batalla, por los votos, que el 27M pasado se dio en nuestros pueblos. Ahora sólo es de esperar, y así se desea, que el futuro inmediato y a medio plazo, llegue con el cumplimiento de lo prometido pues, seguramente, por eso todo se ha quedado igual.

    Y con eso ya debería ser suficiente. Por ahora.

    ocultar
    Análisis final
    Subir