23 de julio de 2019 23/7/19
Por Eduardo Paradís
Moncofa próxima - RSS

Qué bonita puede llegar a ser la política

Sí, qué bonita puede llegar a ser la política. Cuando una persona trabaja por sus ideales, realiza su labor pensando en el beneficio de los ciudadanos, cuando emplea su tiempo de ocio en ayudar a las personas y cuando obtiene sus frutos. ¡Qué bonita es la política!

No es que sea hermosa por ella misma, si no, que cualquier acción de colaboración ciudadana, cualquier ayuda dentro de un organismo no lucrativo o cualquier apoyo moral al resto de seres humanos te hace sentirte bien contigo mismo.

Una persona se siente bien si realiza sus acciones completamente convencido de que lo que esta realizando es lo mejor que puede aportar de el mismo a la sociedad.

El político como cualquier ser humano, si desea estar a gusto consigo mismo, debe de realizar todas las acciones de su vida política pensando con el corazón y la cabeza. No puede pensar en los intereses personales o en agradecer situaciones anteriores. Una persona es feliz cuando sus actos son de corazón y cabeza.

Mucho tiempo ha pasado de la primera vez que tome una decisión como político, mucho tiempo hace de esa primera ilusión de responsabilidad. Pero hoy tengo que decir que me siento como el primer día, que me siento lleno de felicidad por desarrollar mi labor con todos los ciudadanos.

Siento que el tiempo va pasando y que hay cosas que no podré solucionar pero que al mismo tiempo hay cosas que estoy o he solucionado. El trabajo por los vecinos de mi pueblo es agotador y enriquecedor. Que los vecinos te paren por la calle y te digan aquello que les inquieta o preocupa es esperanzador. Eso significa que hay personas que aun creen en los políticos.

Yo no necesito halagos, ni que la gente me diga lo que quiero oír a cada paso que doy, lo único que necesito es poder sentir cada día el calor de la gente, el calor de mi gente y el calor de mis adversarios políticos.

“La vida puede ser maravillosa”; hay días que te despiertas optimista y hay días que te despiertas pesimista, pero una verdadera conversación, un verdadero comentario o simplemente una verdadera mirada hacen que cada día mas me enorgullezca de trabajar por mi pueblo, Moncofa.

Y para finalizar concluiré como he empezado “QUÉ BONITA PUEDE LLEGAR A SER LA POLÍTICA”.

 7 comentarios
Ajudar ompli
Ajudar ompli
16/03/2012 12:03
Els politics han de estar per a ajudar i solucionar, no per res mes.

Jo tambe crec que pot ser bonica, pero ultimament esta tan deteriorada la politica que generalitzem i fiquem dins el mateix sac a tots per igual. Sobretot cuan veus que uns i altres fan les coses malament. La Generalitat no esta en el seu millor moment i es del PP, i en el poble veus que per lo unic que estan ahi es per cobrar, i son del PSOE. Pero si, te done la rao en que sols el poder ajudar a algu ja ompli, siga en politica o en lo que siga, aixo es aixi, ojala tingerem mes politics que pensaren aixi, millor anirien les coses en tots els puestos.