elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià
Por Jesús Antonio Rodríguez Morilla
Un medio ambiente sin confinar - RSS

La imprescindible regeneración política española comienza a ser bautizada bajo calificativos partidistas

    Probablemente, muchos de Uds. habrán leído en algún Medio escrito, o bien radio o TV sobre la comparecencia de Sánchez en declaraciones ante su Ejecutiva, (Rearme ideológico para 2023), muy concordantes con la admonitoria Columna publicada por este Medio Autonómico en los primeros días del mes de mayo. titulada: ELECCIONES 2023. NECESIDAD REGENERAR POLITICAMENTE A ESPAÑA.

    Este Medio viene desde hace tiempo significando que tanto España como las circunstancias ante las que nos encontramos, vamos de mal en peor, y no vamos a describir por enésima vez las situaciones que atravesamos y conocen de memoria nuestros lectores.

    Veníamos reclamando que la fecha límite para dicha Regeneración, encontraría un límite razonable en las próximas elecciones de 2023, dando tiempo hasta entonces para comprobar hasta donde se podría avanzar, y, además, coincidente con la misma, la afirmación del propio presidente del gobierno.

    No olvidemos que asistimos últimamente a incomparecencias del electorado ante las urnas, expresado muy probablemente como rechazo a lo que políticamente nos rodea.

    Por otro, léase últimas Elecciones Andaluzas, dan un vuelco, igualmente expresivo de rechazo, hastío, hacia lo que nos gobierna, admitiéndose hasta los cambios de chaqueta de uno a otro partido, o como diría un gran amigo portugués “virar a casaca”.

    Por ello, considerando la trayectoria de los comportamientos que asoman hoy por el mundo, podría considerarse admisible un compás de espera hasta 2023, observando la defensa de intereses de los ciudadanos y continuar o no mostrando posteriores rechazos dentro de la más rigurosa legalidad.

    Y no digamos, sobre la gran debacle surgida en Francia para la derecha, todo lo contrario que en Andalucía. Eso sí, con los electores en más de un 50%, en cualquier sitio, menos ante las urnas. ¡C’est la France!

    Finalmente, si me permite, dos licencias:

    Una, estimo que los electores se van convirtiendo más en Lobos, y menos en Caperucitas….

    Segunda, visto el recibimiento apoteósico en Génova del vencedor en Andalucía, estilo Ópera Aida, recordar que en este País se acude siempre raudo y veloz en auxilio del vencedor……

    Subir