20 de octubre de 2019 20/10/19
Por Vicent Aparici
Apuntes en libertad - RSS

Presupuestos para la provincia

    Del pleno de presupuestos de la Diputación me quedo con una frase y una confirmación.

    La frase dicha por Miguel Barrachina: “Estos no son los presupuestos para un año, son los presupuestos para una provincia”.

    En estos momentos de crisis el esfuerzo de la Diputación para recortar gastos y adecuarse a la reducción de ingresos motivada por la retirada de fondos propiciada por el gobierno socialista, ha sido enorme. Pero lo es precisamente para asegurar que nuestra institución continúe teniendo la solvencia que hasta ahora ha tenido.

    Por tanto no son unos presupuestos para pasar este año, sin más, sino para, sentar las bases de un buen gobierno de la provincia en el futuro.

    Y la confirmación. La de un grupo socialista sin ideas ni proyecto. Bloqueado ante la evidencia de saberse parte del partido que ha sustentado al gobierno que ha llevado a España a la ruina económica, y sin poder ofrecer una alternativa.

    Más allá de la crítica fácil y demagógica, de la queja por algunas partidas concretas, no apareció nunca la alternativa para significar que, en un momento de crisis y recortes de ingresos del gobierno socialista (recuerdo más de 41 millones de euros), se pueden fijar prioridades distintas y por tanto redistribuir los gastos de forma diferente. Porque para ello, hay que tener prioridades y “otras ideas” y no se tienen ni unas ni otras.

    Apareció además de forma clara que no creen en las diputaciones, cuando, por parte de su portavoz, se descalificó el acto que se va a llevar acabo en Cabanes el próximo lunes. No quieren que defendamos las Diputaciones porque no cree en ellas.

    Entonces mi pregunta es ¿qué hace alguien en una institución en la que no cree? No quiero pensar que sea solo el lugar de donde puede sacar el sueldo para un lucimiento político-personal o incluso, lo que sería mas grave, para trabajar desde dentro en contra de la misma institución.

    Los castellonenses lo entendieron muy bien y por eso, después de las elecciones municipales, se tuvieron que ampliar dos escaños en las bancadas del PP porque nos dieron 18 diputados de los 27 que tiene la institución. Con los resultados de las generales la cosa sería aún más dura. Subiría hasta 20 diputados la representación del PP y el PSOE quedaría con apenas 6.

    Pero más aun. Si mucha gente viera el debate del pleno de presupuestos de la Diputación, creo que no llegarían ni a eso. Podría entonces pasarles como aquello del cazador cazado. Intentando acabar con las diputaciones corren el peligro de quedarse, por la vía democrática, casi fuera de ellas.

    ocultar
    Presupuestos para la provincia
    Subir