22 de octubre de 2019 22/10/19
Por Vicent Aparici
Apuntes en libertad - RSS

Gestión versus naufragio

    Hay una célebre frase de Jacinto Benavente que dice “los náufragos no tienen puerto”. Pues bien, yo diría que aplicado a la actualidad política “el PSOE no tiene puerto”, o lo que es lo mismo “el PSOE naufraga de forma estrepitosa de norte a sur de la comunidad valenciana pero especialmente en la provincia de Castellón y en sus poblaciones mas significativas”. Se diría que navega sin rumbo en un mar de dudas y sin puerto donde dirigirse.

    La errática política en que Francesc Colomer ha sumido al principal partido de la oposición, mas preocupado por sus fobias contra los dirigentes populares que de construir una alternativa, desmonta cualquier tipo de discurso político serio y mas allá de alguna ocurrencia individual no sienta unas bases como partido provincial que permita establecer posiciones de dialogo con el Partido Popular para afrontar las principales cuestiones a resolver en nuestra provincia.

    Colomer ha convertido el clima de oposición dialogante de la anterior legislatura en un continuo rifirrafe, en muchas ocasiones de tipo personal, que le sirve para enrocarse en su extremismo político y perder la gran oportunidad de convertir al PSOE en un partido provincial al estilo de lo que ya lo es el PP desde hace mucho tiempo.

    Diríase que ese intento de provincializar el PSOE en Castellón, ha quedado en nada a nivel de propuestas y solo sirve para mostrar su cara mas intransigente a través de la figura del también alcalde de Benicassim que traslada estos mismos modos a su ayuntamiento, pero esta vez de forma mas grave porque allí pierde sus formas y modos institucionales para utilizar su posición de alcalde como instrumento de presión de nuevo a los componentes del partido popular.

    Cuando alguien ejerce una responsabilidad institucional o de representación de una fuerza política en toda una provincia, se espera de el que defina un proyecto político  y que encauce la fuerza de su partido a la consecución del mismo. Nada de esto ocurre hoy con el principal partido de la oposición sino todo lo contrario.

    En el PSOE se ha instalado la batalla personal, en los municipios y en la provincia, como forma de hacer política, pero se olvidan de colaborar en la solución de los problemas más importantes que tiene los ciudadanos especialmente “la lacra del paro”. No les interesa para nada plantear al gobierno de su partido en España, un cambio en la política económica que se demanda desde todos los estamentos y que parece que la nueva ley de economía sostenible no va a solucionar. La creación de empleo no es ningun elemento de referencia esencial, en principio, en esta nueva ley, mientras tanto el paro se sitúa sobre un 20% en España y el paro juvenil alcanza un 40%.

    Por eso es todavía mas decepcionante que en un congreso de jóvenes del PSOE, tutelado por Colomer, no se haga ninguna referencia a la solución del problema mas grave que tienen los jóvenes y se declare como principal objetivo “demostrar que la provincia de Castellón, no es de Fabra. De nuevo, de la mano de Colomer, los ataques personales en lugar de la búsqueda de soluciones a los problemas de los ciudadanos en este caso de los mas jóvenes.

    El Partido Popular no va a entrar nunca en esa dinámica. Vamos a continuar anteponiendo un modelo de gestión al naufragio permanente del PSOE y a la crispación  como forma de hacer política. Seguiremos por tanto planteando proyectos importantes para la provincia y sus pueblos y reivindicando a quien tenga la responsabilidad de acometerlos. Los ciudadanos pedirán cuentas de la gestión en gobierno y oposición y decidirán dentro de año y medio el lugar que le corresponde a cada uno. Mucho me temo que Colomer anda un tanto asustado por ello.

    ocultar
    Gestión versus naufragio
    Subir