24 de octubre de 2019 24/10/19
Por José Albalat
La Columna de Jose - RSS

¿Será verdad lo que veo y escucho?

    Intentaba escribir, opinar sobre alguna cosa pero no acertaba, no me concentraba. He llegado a opinar sobre cosas que veo diariamente pero luego al pensar veía que estaba equivocado en lo que escribía. Estaba confuso, mareado…

    Estudio a las personas que convivo diariamente. Veo la felicidad de los compañeros del bar de Rafa cuando jugamos al guiñote. Los comentarios sobre el Caminás..., las cosas que a diario ocurren en el barrio…, las visitas de la policía a nuestra plaza y el pasotismo de las personas que a todas las horas del día se encuentran allí. Creo que estarán al paro porque siempre veo a los mismos y lo más grave es que suelen haber niños pequeños que deben ser hijos de ellos y no es para gozar del sol pues a veces a las diez de la noche están allí.

    Manolo ha cantado las cuarenta y nos ha fastidiado la “cama”. No sé como no se rompen los nudillos, al poner la carta sobre la mesa, con el golpe que dan, creo que es para demostrar el machismo o porque lo hemos heredado de nuestros ancestros, además tienen gracia pues no doblan ningún naipe. Otro jugador, Paco, le notamos el juego que tiene por sus sonrisas; luego está el “maestro” que es el que más sabe pero suele perder bastantes cotos. Todo este ambiente mezclado con humo me hace recordar los días de clínica. Ahora termina de entrar Agustín de dar paseos y con su acento “vilafranquí” nos hace reír un rato. Pascual creo que dejará pronto de fumar. Vicente, Juan, Juanito animan la tarde.

    Los de fuera de la plaza serán felices a su manera…pero padecerán; los que jugamos al guiñote quizás olvidemos por unos momentos los problemas que tenemos…Todos tenemos problemas…

    El otro día escribí en Facebook: “Con lo de la política creo que vivo en una pesadilla. Me gustaría que al despertar no me encontrara con los que existe hoy…Es de locos.

    Como decía al principio me costaba escribir una opinión, pero esto que escribí en Facebook me ha animado. Puede ser que para desahogarme, para tirar fuera de mí todo los que pienso sobre los problemas que acucian a España.

    Quiero gritar fuerte que no quiero que hayan parados. Me imagino a las pobres familias el sufrimiento para seguir subsistiendo mientras que los políticos se llenan los bolsillos y no ponen soluciones.

    ¿Dónde estaría yo si la madre del cirujano que me operó hubiese abortado? ¿Pensarán en esto los señores diputados del Congreso? Puede que respondan que pudiera ocurrir lo contrario, que el que fuera a nacer fuese un asesino…Eso nunca se sabrá pero el doctor que me intervino quirúrgicamente me ha salvado la vida. 

    Una de las cosas que he aprendido después de la intervención es que se ha de ayudar a los semejantes. Animar a las personas enfermas, sobre todo a los que padecen el cáncer. He pasado lo mío, he padecido mucho pero me he enfrentado con valor y todavía estoy con pruebas. No sé si habré vencido al cáncer pero ya ha pasado un año, por ahora lo puedo contar y en lo posible ayudar y animar a otros.

    Por eso no me salían las opiniones. Tengo bastante con lo mío y con la preocupación y el padecer de familiares y amigos.

    Llega un momento que vas a estallar por lo que ves y por lo que oyes en los medios de comunicación. Te contienes. Los que pueden hacer algo sólo les interesa el dinero y hemos llegado al extremo de la sinrazón, al extremo de la locura.

     3 comentarios
    paco planelles
    paco planelles
    14/01/2010 06:01
    La vida no se mide por lo larga Si por lo ancho

    Percibo al leerte, la enorme fuerza interior que te desborda. Tu sencillez y franqueza es contagiosa y conmovedora. El deseo de vivir es una fuerza inparable que desconoce limies y obstaculos. Y tu, tienes por quién y porque vivir. Cada segunndo vale una vida. Te deseo mucha suerte. Se que la tendras. Un abrazo paco

    ocultar
    ¿Será verdad lo que veo y escucho?
    Subir