6 de agosto de 2020 6/8/20
Por Ramón Jesús Pérez
El Puntero - RSS

Fue una Gran Negligencia

    Nadie sospechaba que en pleno siglo XXI tuviéramos una pandemia, con tantos miles de muertos; los sanitarios han trabajado como fieras, sin impórtales su propia vida; aunque ha habido algún médico que se ha comportado como un nazi, decidiendo quien moría y quien vivía.

    El Tribunal Supremo del País Vasco, ha resuelto que el Servicio Sanitario de dicha Comunidad, “incumplió la normativa en materia de prevención de riesgos”; por la falta de equipos de protección personal que provocó esta falta grave en perjuicio de los sanitarios.

    Sí, hay cosas que no se pueden prever, sin embargo, las Autoridades de Sanidad Vascas, tenían que, a ver tomado medidas, y abastecer de toda clase de material a los sanitarios; quienes han reaccionado con contundencia defendiendo sus derechos.

    Se supone que la Administración de Sanidad Vasca es como una empresa y todos los sanitarios sus trabajadores; en este caso la Administración de Sanidad ha dejado desamparados a sus “empleados”, a merced de un peligro que era inminente

    Siempre se ha dicho, que la empresa tiene que poner los medios adecuados para la seguridad de los trabajadores; en este caso los “responsables” no dieron el material adecuado, y los que estuvieron en primera línea de fuego estaban desprotegidos.

    Casos como este no se pueden quedar sin castigo, sin un castigo ejemplar; merecen la destitución inmediata por poner en peligro al todo el personal sanitario, que, en aquellos momentos fueron imprescindibles.

    Nunca nos vamos a librar de unos cantamañanas en el puente de mando, mientras la tropa soporta el temporal; los sanitarios, y similares soportan mucho, sus salarios no son lo suficientemente altos para todo lo que tienen que soportar.

    Subir