24 de mayo de 2019 24/5/19
Por Cristina Querol
El Picadero - RSS

Vuelo con destino “oposición”

Diríjanse a la puerta de embarque.

Diríjanse allí, señores socialistas, y no olviden llevarse consigo su odio, su rencor, su incompetencia y esa irresponsabilidad palmaria que les transporta de nuevo a años luz de las aspiraciones y el sentir de los castellonenses.

Diríjanse apresuradamente porque aquí, como apunta Blanco, no daremos por buena la inversión en el aeropuerto cuando “aterricen en él todas las gaviotas carroñeras”, sino cuando Castellón tenga las mismas oportunidades que cualquier otra capital y que cualquier provincia para despegar hacia el futuro.

Y es que, aunque sea por misericordia después de más de 50 artículos cargando contra Zapatero, me gustaría decir algo positivo de su gobierno. Pero no, y créanme que lo siento: por más que lo busco no hallo un resquicio por el que colarle un aplauso.

Si la semana pasada era Jáuregui el que venía a deleitarnos a los valencianos con aquel “esta tierra es una tierra políticamente hostil” (frase conciliadora y prudente donde las haya) ahora es Blanco el que luce su lengua viperina contra Castellón. No seré yo quien diga que si se muerde se envenena este pequeño aprendiz de ministro de Fomento.

Y es que si algo saben fomentar estos señores es, y a los hechos me remito, el rencor, la marginación y el insulto. Que todo un Ministro de Fomento se vaya  Sevilla, coja un micrófono y suelte semejante perla es sólo un síntoma más de lo que todos auguramos: saben que perderán las elecciones y tienen muy mal perder.

Y saben que perderán porque aquí se puede ser de izquierdas o se puede ser de derechas, pero lo que no se puede es ir contra Castellón, porque entonces las siglas se difuminan y dan paso a ese sentimiento tan nuestro que nos hace estar del lado de quien nos defiende, de quien nos escucha y de quien nos acerca a nuestra aspiraciones.

Y ese partido ha sido y sigue siendo el Partido Popular. Y lo ha sido a pesar de los que vienen a insultar, a calumniar, a buscar hostilidades, a negarnos las inversiones, a dejarnos en la cola del tren del futuro. Lo ha sido, señores, a pesar de los socialistas.

En ciencia política hay una máxima electoral, clave en democracia, que dice que los ciudadanos nunca se equivocan, por lo que nunca es culpa de los electores el que uno pierda los comicios. El PSOE eso no lo entiende y vuelve a sacar a paseo su indigencia moral con estos y otros ejemplos, como el del señor Luna, que decía hace unos días que si el PP volvía a ganar las elecciones “el electorado se habría equivocado”.

Si así es, yo pienso equivocarme de nuevo el 22 de mayo. Porque, queridos míos, no hay suficiente queroseno en España para mandar a esta gente a donde todos estáis pensando. Habrá que conformarse con enviarlos de nuevo a la oposición el próximo 22 de mayo.

 4 comentarios
miguel bataller
miguel bataller
06/04/2011 07:04
a JP

O no me has entendido, o me he expresado muy mal. Lo que queria justificar, es que al menos en el deficit valenciano, han quedado unas infraestructuras que justifican si no totalmente, al menos parcialmente el deficit. ¿Puedes explicarme que ha quedado en infraestructuras en Cataluña o Andalucia, con un deficit muy similar al valenciano, para justificar ese deficit? Yo te lo dire....!!La Nada mas absoluta!! Ellos se han gastado el dinero en gasto corriente o en Eres manipulados por corruptos politicos y sindicalistas, o en otros conceptos sin bases que apoyen esos gastos , que si en el caso de nuestra Comunidad alguien quiere considerarlños faraónicos, al menos han dejado algo visible para justificarlos. Allí no ha quedado nada, porque todo ha ido a pagar favores, a enriquecer a gente adicta o a empresas manipuladas por familiares de quienes les facilitaban las subvenciones. Esa es la moral, con la que han predicado, y ahora pretenden justificar lo injustificable.