23 de octubre de 2019 23/10/19
Por Mariano Castejón
Cuadernos - RSS

El polígono industrial de Soterranyes en Vinaròs no responde al interés general

    El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vinaròs, con el PSOE y el PVI, siguen empeñados, contra viento y marea en transformar el mejor paraje medioambiental del municipio en un polígono industrial. La Conselleria de Industria y el mismo SEPIVA ya han manifestado que no pueden apoyar esta iniciativa y hasta el exalcalde Jacinto Moliner ha cuestionado en estos pasados días el desarrollo del polígono industrial de Soterranyes. Sus declaraciones han sido contundentes al afirmar que la construcción del polígono es "prácticamente inviable" y denunciaba que, desde el equipo de gobierno, "hay más interés por comprar fincas a determinados propietarios que por asegurar la ejecución del polígono".

    Comparto la preocupación del sr. Moliner por la gestión desarrollada por el equipo de gobierno formado por PSOE y PVI porque resulta evidente que no sólo están dilapidando el patrimonio municipal sino que ya que están endeudándose y dejando obras a medias.

    Las obras del futuro polígono no han comenzado, no está clara su urbanización ni siquiera que pueda superar los trámites que posibiliten la recalificación de los 2millones y medio de metros cuadrados de rústicos a industriales. Uno de los efectos del futuro polígono industrial, consistirá en “urbanizar” el hábitat de especies protegidas de fauna y flora. El fardacho, como se conoce en esta zona al lagarto ocelado (lacerta lepida) es una parte de los valores que atesoran los lugares escogidos por el Ayuntamiento de Vinaròs en la reserva de suelo para su futura transformación en suelo industrial. Les soterranyes es un paraje cuyos valores naturales actuales a nivel de ecosistema, flora y fauna cumplen criterios objetivos de protección. A pesar de ello el Ayuntamiento, que no puede desconocer las cualidades de este espacio natural de elevado valor medioambiental, se ha lanzado a su futura urbanización y desde ell Partido Popular hemos denunciado que en el término municipal se dispone de otros ámbitos, como el de Planes Altes, para ubicar el polígono industrial, incluso de parcelas significativas en donde se agradecería una restauración medioambiental al ser espacios en mayor o menor medida degradados.

    El Ayuntamiento impulsa un polígono en una ubicación equivocada, sin plantearse la cuestión si el hormigón, la especulación, el beneficio que obtiene más de uno si se urbaniza el lugar, deja margen para la sostenibilidad y la calidad de vida futura de los vinarocenses.

    El polígono que se pretende desarrollar en la partida Soterranyes, además de destruir el paraje medioambiental se enfrentará asimismo con la destrucción de un rico patrimonio de construcciones de piedra en seco sometidas asimismo a protección.

    Y si todo ello no fuera suficiente para desestimar esta ubicación como idónea, tampoco lo es al analizar sus conexiones con las vías de comunicación que resultan mucho mejores en el otro emplazamiento de Planes Altes propuesto por el PP, pues, de hecho, en los terrenos aledaños al actual polígono con este nombre se pretende ubicar un vertedero de inertes y se estima que las comunicaciones son directas tanto por autopista, futura autovía y el posible aprovechamiento de un punto de embarque por ferrocarril, opción inviable en les soterranyes.

    El Ayuntamiento, gobernado por PSOE y PVI está adquiriendo terrenos de la reserva de suelo y desconocemos si cuentan con propuestas viables a nivel empresarial para actuar tan decididamente, sin contar con la seguridad de una recalificación del suelo dado que se enfrenta a graves perjuicios a nivel medioambiental que pueden evitar una declaración de impacto ambiental de carácter positivo.

    Son muchos los que coinciden en afirmar que la sostenibilidad significa compatibilidad entre desarrollo económico y medioambiental y el reconocimiento de límites que no deben superarse. La política que está desarrollando el equipo de gobierno de Vinaròs (PSOE-PVI) está a años luz de la política de la sostenibilidad a la cual, si nos atenemos a los hechos, consideran el peor enemigo de sus intereses. Intereses que no responden, ni por asomo, al interés general.

    ocultar
    El polígono industrial de Soterranyes en Vinaròs no responde al interés general
    Subir