8 de diciembre de 2019 8/12/19
Por Carmen Vila Embid
Cosas mías - RSS

Cárcel sin puertas o libertad de opinión

    Justicia e Interior estudiarán cómo «poner coto» a los insultos en las redes

    Los ha confirmado en el Congreso, Jorge Fernández Díaz se refería así al debate abierto tras los comentarios insultantes publicados en los últimos días en las redes sociales a raíz del asesinato de Isabel Carrasco, y por la petición de las distintas fuerzas políticas, ha avanzado que estudiarán instrumentos legales "adicionales" para perseguir esos delitos.

    Proponer censura, actualizada al entorno de redes sociales, demuestra que estamos asilvestrados y esto es un sindiós. El problema es otro. Hace unos días, cuando murió el ex-entrenador del Barça costaba encontrar posts críticos con él, no digo ya insultantes o de regocijo… Ni uno había

    Que pase algo distinto cuando hablamos de políticos... quizás los políticos tendrían que ver que están haciendo para recibir este amor.

    Es que en redes no se puede "hacer lo que se quiera", igual que fuera. A mi entender, no hace falta una regulación específica, los tipos penales existentes se pueden aplicar a los comportamientos virtuales Estoy de acuerdo que la legislación sea para la red igual fuera que dentro

    Por ejemplo, si yo digo en una cafetería que X es un ladrón, aparentemente no me pasaría nada. Si salgo en televisión diciendo que X es un ladrón, estaría delinquiendo… Internet, o las redes sociales, se asemejan mucho a decirlo en televisión.

    Creo que la libertad de expresión ha de regularse en redes exactamente como en la calle, es decir, limitada exclusivamente por aquello que pueda constituir un delito, y nada más, para evitar la colisión de derechos fundamentales de cada individuo. Prohibir lo que gusta... se acerca demasiado a la censura. ES CENSURA

    Los medios audiovisuales van con el régimen de internet y es libre. Y la libertad es el demonio para algunos… Si se intenta oprimir, la indignación crecerá y crecerá aún más

    La idea, que esté más regulado y no quede al arbitrio del juez me parece arriesgado. Pero vamos, Si es delito la apología del terrorismo, no sé por qué no lo va a ser, la apología de otros delitos… Ya tenemos un intrincadísimo ordenamiento jurídico, esa hipertrofia regulatoria solo hace que cualquier cosa sea punible de una manera o de otra en función de preferencias personales

    De que el gobierno o quien gobierne, coarte mi libertad de expresión siempre que mis comentarios no se excedan de las leyes existentes, no me parece bien y más… si hipotéticamente puedan ser erróneos y no constituyan acusaciones falsas.

    Yo no me gusta la esta dictadura actual, y otros trabajaron porque no se diera esta situación más en la vida. Bien mirado, hay periodistas (llamémosle afines a distintos partidos) que todos los días crean violencia escrita y hablada, con total impunidad y no pasa nada. Los políticos se han ganado a pulso la empatía que tienen: 0… ¡¡Que ahora intenten criminalizarla no arregla nada!! Y eso hasta ellos lo saben ¡bueno, igual no!

    Si a un político le pasa algo malo mucha gente piensa "que se joda" y lo pone de manifiesto en las redes….Me parece de ser un descerebrado de pésimo gusto y de peor calidad humana y compasiva….Bien mirado solo es un deseo.

    Y en lugar de plantearse por qué hay esa empatía hacia los que se supone que son los representantes del pueblo y tratar de cambiar eso, no se les ocurre pensar otra cosa que intentar impedir que la gente exprese lo que siente, incluso esa nula empatía.

    Cuando cualquier buen político, querría conocer esas emociones, conocer y tomar el pulso, para precisamente saber cómo acercarse a los ciudadanos y conseguir su voto.

    Por ese camino, esto va ser una cárcel sin puertas… pero como siempre digo ¡¡cosas mías!!!

    ocultar
    Cárcel sin puertas o libertad de opinión
    Subir