10 de diciembre de 2019 10/12/19
Por Francisco Planelles
Con su permiso - RSS

Ilusión y dignidad

    Para vivir se necesita tener ilusión, para sobre vivir, alcanza con dignidad. Para vegetar, sobra todo… hasta la vida.

    ¿Ilusión? “Deformación de la “realidad” que puede derivarse en un error perceptivo” Dice el Diccionario.

    Plante quinientos árboles y murieron doscientos. Pero… tengo un parque. ¡Digo yo!

    Nunca debemos permitir que la realidad, alcance a la ilusión. Debemos partir antes que amanezca.

    La ilusión que nos permite vivir sonriendo, crecer sonriendo y morir sonriendo. Nos hace inmunes a la muerte.

    En la vida no hay nada bueno ni malo. Todo depende del uso que hagamos de ello.

    Dignidad “Calidad de digno. Estimación propia. Honorabilidad” Dice el Diccionario.

    Dignidad es la fuerza que te permite permanecer inmune en medio de la inmundicia. Digo yo y agrego.

    Hemos cambiado la ilusión y la dignidad por la mendicidad y las drogas y así nos va.

    En el Uruguay los establecimientos penitenciarios se han convertido en universidades de delincuencia.

    Las condiciones infrahumanas, el hacinamiento, las drogas y la promiscuidad deshumanizan a los individuos convirtiéndolos en zombis.

    Habrá que repensar la sociedad. Cada preso le cuesta al Estado mucho más de lo que le costaría apoyarlo en un emprendimiento, que le permitiera vivir con dignidad.

    Todo hombre tiene los derechos inherentes a su condición humana. Derecho a la vida, a la salud, a una vivienda digna y sobre todo tiene derecho al trabajo.

    Un trabajo, de acuerdo a su capacidad y posibilidades que lo dignifique y le devuelva la ilusión de soñar un Mundo justo, e inteligente.

    Algún día la humanidad aprenderá que es más económico y sano no generar basura que, reciclarla o perecer en la inmundicia.

     7 comentarios
    pp
    pp
    27/06/2010 12:06
    Dos a uno, para ganar la pasaron amarilla

    Querido amigo. "Como el Uruguay no hay" Efectivamente, el Uruguay es un excelente país donde invertir. Si te sobran algunos milloncejos de euros. Ya sabes donde hacerlo. Lastima que aquí no hay derechas ni izquierdas. Somos un país democratico, governado por comunistas, que viven como burgeses.

    ocultar
    Ilusión y dignidad
    Subir