3 de marzo de 2021 3/3/21
Por Miguel Bataller
Columna de Michel - RSS

"Puig...olato" a la valenciana

    En nuestra Comunidad Valenciana, se ha llegado al punto de confianza entre los componentes del Pacte del Botanic que han perdido el pudor entre ellos y se han permitido, se permiten y se seguirán permitiendo unos a otros todo lo que haga falta, con tal de “no bajarse del burro del poder” unos y otros, cubriéndose mutuamente las espaldas socialistas y nacionalistas de Compromís.

    Incluso los morados de Podemos, como les va mejor con estos que con un Gobierno de Centro Derecha, callan, tragan y se van conformando con las migajas que se les ofrecen, regalándoles de vez en cuando algunas prebendas que les permiten sacar la cabeza de debajo del agua para beber y malcomer después de sus desastrosos resultados en nuestra región.

    Y viene todo esto al caso, por las recientes publicaciones en medios de comunicación NO GUBERNAMENTALES, ni subvencionados por la izquierda social-comunista nacional o regional.

    Recientemente leí en OK Diario el siguiente titular, en un artículo de Carlos Cuesta publicado el 6 de Enero: LOS SERVICIOS JURÍDICOS DE LA TELE DE PUIG, ASESORAN A LA EMPRESA DE SU HERMANO, PARA LOGRAR LICITACIONES.

    Al parecer las empresas familiares del entramado de los Puig, al frente de las cuales se encuentra Francis Puig, contaron con información privilegiada, para hacerse con licitaciones públicas e incluso este señor tuvo a su alcance y disposición a los servicios jurídicos de  A PUNT, para guiarle en la adjudicación de los contratos.

    Según afirma ese medio digital de cobertura nacional, todo ello queda probado en los WHATSAPP que figuran ya en manos de los mecanismos de control de la Competencia de la Generalidad Valenciana y de la Justicia.

    No vale la pena extenderse más en los hechos, que parecen perfectamente explicados en la denuncia y que las empresas del Clan de los Puig, funcionando como un cártel, pactaban precios de forma coordinada, con ofertas idénticas para hacerse con contratos por un total de unos 650.000 euros, disponiendo de toda esa información privilegiada cinco meses antes de que se hiciera pública esa oferta.

    Mi columna no tiene otro valor, que el de denunciar públicamente en un medio regional los hechos que se publicaron a nivel nacional vía digital por quienes investigaron el tema, pero al menos quiero que quede referencia entre los valencianos de la catadura ética y moral (aquí los valencianos le llamaríamos en términos coloquiales “cara dura” o “sinvergonzonería”) que se corresponde perfectamente con la del social-comunismo que nos mal gobierna actualmente con la impagable colaboración de los nacionalismos independentistas.

    ¿Han escuchado, visto o leído algo de todo esto en los medios de comunicación, radiofónicos, televisivos o de prensa de la Comunidad Valenciana?

    Yo no, porque ellos ya se preocupan de subvencionar como y cuando les interesa, tanto su propaganda personal y electoral, como los silencios cómplices cuando se hacen necesarios e imprescindibles.

    No se olviden de todo esto cuando se nos presente la ocasión de ir a votar de nuevo.

    Aunque a la marcha que llevamos y con la justificación del tema sanitario que nos aflige ellos son los primeros interesados en que se alarguen “in eternum” las elecciones.

    De momento las elecciones catalanas no serán hasta finales de Mayo y mientras tanto seguirán barajando repartiendo cartas en esa baraja de cartas marcadas, en las que la jugada ganadora queda siempre en sus manos o en las de sus socios de Gobierno o quienes votan siempre las propuestas a favor del Gobierno.

    Hasta la semana que viene amigos.

    Subir