elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià
Por Miguel Bataller
Columna de Michel - RSS

Negocios de "okupas" y "desokupas"

    Desde hace bastante tiempo, vengo observando en pleno centro de Burriana, una situación muy preocupante.

    Para que no haya dudas y todo el mundo pueda saber de lo que hablo, me refiero a la Plaza del Forn de la  Vila, situada exactamente detrás del Centro España, donde en dos edificios de cuatro plantas de altura sin ascensor y prácticamente contiguos, durante la semana pasada especialmente ha habido un trasiego de OKUPAS.

    Uno de estos edificios, pertenece a un propietario que lo ha comprado y adecentado recientemente y no tiene aún inquilinos, pero si está gestionado por Fany, administradora de finca que se ha preocupado de tenerlo en las condiciones de habitabilidad imprescindibles, así como de la gestión de sus bajos.

    En el otro edificio, en las dos primeras plantas viven dos familias aparentemente muy normales, pero las dos plantas superiores según tengo entendido y al igual que otras viviendas del casco histórico, han sido OKUPADAS.

    Las visitas de la Policía y de la Guardia Civil a esta placeta, son tan frecuentes como habituales en los últimos tiempos y por lo visto no hay forma legal de acabar con esta plaga y agresión imperdonable a los Derechos de la Propiedad Privada por parte de esta gente, que sin comerlo ni beberlo y por supuesto sin pagarlo, convierten esos pisos en sus residencias habituales a coste cero.

    Eso es todo lo que le tiene que agradecer España a Ada Colau y su movimiento OKUPA, que para mayor oprobio y vergüenza de los catalanes, es la Alcaldesa de Barcelona.

    Quienes tenemos la costumbre de disfrutar de la terraza posterior del Centro España cada mañana en horarios de desayuno y hasta media mañana, la última semana del mes de Abril de 2021, fuimos testigos de algo que debería de avergonzar a nuestros Legisladores, por no decir a nuestros políticos que por lo visto, ni saben, ni quieren, ni pueden acabar con esa lacra.

    No es un problema exclusivo de nuestra ciudad pero como lo vemos y vivimos también aquí, lo denuncio en este medio de comunicación digital, porque al no tener ninguna dependencia política ni económica de ningún partido, supongo que lo publicaran sin problemas.

    Fuimos testigos el pasado jueves 29 de Abril, de un trasiego de neveras y muebles, así como de ropa y efectos personales, desde la cuarta planta de uno de esos edificios a la primera planta del edificio adecentado, irrumpiendo en la misma violentando las puertas del mismo un grupo aparentemente familiar ya que había mujeres, hombres y niños, después de manipular en los registros situados junto a la puerta del edificio, para conectar el agua potable e imagino que también lo harían con la luz y energía eléctrica al tomar posesión del mismo.

    Cuando vino  la administradora de la finca, se encontró con la política de hechos consumados e inmediatamente llamó a las Fuerzas del Orden correspondientes, que se presentaron, pero por lo visto nada pudieron solucionar ya que la Legislación Vigente no se lo permitía, pese a hacer la comunicación inmediatamente después de la OKUPACION.

    ¿Saben ustedes cual fue la solución?

    Recurrir a un equipo ANTIOKUPAS, que por el módico precio de cuatro mil euros, logró CONVENCER CON LA RAZÓN DE LA FUERZA, LO QUE NO SE PUDO CONSEGUIR CON LA FUERZA DE LA RAZÓN.

    A  media tarde, tras una laboriosa negociación entre los señores de cuerpos atléticos y musculosos de ese equipo y los OKUPAS, según me explicó Fany, trasladaron ellos mismos a los okupas a Nules sin ninguna violencia, con todos sus enseres personales.

    ¿Entienden la jugada?

    Seguramente allí seguirían actuando con la misma impunidad que tienen, sin que nadie se atreva a ponerle el cascabel al gato.

    Inmediatamente vinieron las empresas de seguridad a instalar las alarmas correspondientes, en la finca como única solución razonable.

    Es decir, que uno acaba pensando en un círculo de intereses entrelazados que abarca a tantos segmentos de nuestra sociedad que nos deja desprotegidos a los ciudadanos que nos limitamos a pagar nuestros impuestos y que acabamos desconfiando de nuestra propias sombras.

    Esta columna la escribo tras consultarlo con Fany, que me ha mostrado su apoyo en todo momento y sin cuyo testimonio nunca lo hubiera escribir yo.

    Pero los responsables finales, son una casta política de nueva generación, que encuentra su nido de votos en este lumpen, como lo demuestra la Alcaldía de Barcelona.

    Junto a ellos sus socios incondicionales de PODEMOS, socios del Gobierno de España, que ni les persigue ni legisla para complicarles la vida, como ha hecho Draghi en Italia, que de un plumazo ha acabado con ese problema, procediendo a encarcelar a los okupas inmediatamente.

    Espero y deseo que muy pronto los españoles, nos demos cuenta en manos de qué clase de políticos estamos y rectifiquemos sensatamente.

    No podemos vivir amedrentados, mientras los delincuentes campan a sus anchas.

    Y esto no es una crítica las Fuerzas del Orden, que hacen lo que deben dentro de la legalidad vigente.

    Es una crítica a los delincuentes y a los Legisladores que se lo permiten y se convierten en cómplices necesarios, aunque ellos no quieran reconocerlo.

    Hasta la semana que viene amigos.

    Subir