elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià
Por Miguel Bataller
Columna de Michel - RSS

¡Como "mola" Carmen Mola!

    En nuestra España actual, hay una serie de conceptos y hábitos sociales, que escapan a mi capacidad de compresión.

    Nada es lo que parece, porque el anonimato o el simple hecho de dejar un amplio margen a la imaginación es ya un valor en sí mismo.

    Y si por añadidura, consideramos como mucho más positiva la condición femenina que la masculina, habremos completado la cuadratura del círculo de este fenómeno social que nos aflige.

    Ha tenido que ponerse en juego un Premio Planeta de un millón de euros, con sus correspondientes responsabilidades fiscales, para que nos enteremos de que Carmen Mola, no solo no es una mujer, sino que son tres hombres hechos y derechos.

    Cuando se publicó con notable éxito su primer fenómeno en ventas, LA NOVIA GITANA, la supuesta autora se negó a desvelar su identidad aunque alegaba que podría hacerlo si el cheque correspondiente iba incrementando el número de ceros ( se le olvidó decir que a la derecha, porque a la izquierda esos ceros no valían nada).

    Tres años después, se ha tenido que romper el encanto de la indefinición, por motivos menos etéreos y más efectivos para las arcas del Estado.

    Como consecuencia de ellos ha salido a la luz pública, que no solo no era una mujer, sino que había que sumar la capacidad creativa de tres hombres, para poder dar a luz lo que todos habíamos considerado el parto intelectual de una obra literaria femenina.

    Un observador extranjero, llegaría a la conclusión de que en España la inteligencia literaria femenina, necesitaría la estrecha  colaboración de tres mentes lúcidas masculinas para igualarse a la de una mujer.

    Un guionista como Antonio Sánchez Mercero, un especialista en ficciones literarias como Agustín Martínez y completando el trio Jorge Díaz director de programas de televisión, han dado nombre y relumbrón a la inexistente Carmen Mola.

    ¿Es que realmente en la España actual, son necesarios tres hombres, para dar credibilidad a una obra maestra de nuestra literatura contemporánea?

    ¿O quizás lo que manda es el marketing que nos impone la sociedad la tendencia feminista actual, para poder multiplicar las ventas de un producto?

    Yo tengo muy clara mi opinión, pero respeto las opiniones de cada cual.

    Hasta la semana que viene amigos.

    Subir