20 de julio de 2019 20/7/19
Por Vicente García Nebot
Chuzos de Punta - RSS

Spain is very different

Hermanos: como decía el eslogan de los años setenta de Fraga Iribarne: Spain is different. Pero mucho.

Aquí lo de los cordones sanitarios contra la ultraderecha no sirven para nada. O aliarse con los antisistema, sea cual sea el sistema contra el que actúan, tampoco está excesivamente mal visto, entre los propios moderados.

El centro ha desaparecido y solo existe derecha e izquierda. Ningún partido político español puede considerarse transversal. Ni los incipientes Ciudadanos lo intentaron cuando también eran socialdemócratas, ni los de Podemos que querían apoyarse en la transversalidad del 15-M (ahora con el Unidas Podemos).

España es diferente porque una Große Koalition entre PSOE-PP es impensable, y ya no quiero contarte nada entre los “nuevos partidos” C’s y Unidas Podemos. Ni cabe la reacción europea contra los reaccionarios ultra-populistas (los fachas de toda la vida)

Así que nos queda lo de siempre, pero en forma de bloques: Izquierda y Derecha. Las dos Españas frente a frente y un solo cordón sanitario… el que está en el centro.

El centro- derecha y el centro-izquierda prefieren mirar hacia los extremos, tal vez con la esperanza de que de nuevo vuelva el bipartidismo y las ovejas vuelvan a sus respectivos rediles. Camufladas de partido único.

Spain is very different porque quiere seguir siéndolo. Los comunistas les tienen la ancestral tirria a los socialistas y socialdemócratas, porque son demasiado de derechas para su gusto. Y los ultra-centristas, no tienen “excesivox” problemas con quienes fueron sus compañeros de partido hace escasamente una década.