20 de septiembre de 2019 20/9/19
Por Vicente García Nebot
Chuzos de Punta - RSS

Derrochando suelo industrial

Hermanos: me imagino que ya hace años que os habéis dado cuenta que junto a las fábricas de azulejos están creciendo enormes explanadas de pálets apilados en tres o cuatro alturas.

También habréis visto que, allí donde había naranjos junto a los solares industriales, estos huertos (vista la situación de la naranja) han sido vendidos a las industrias azulejeras y estas después de segar los arboles han acondicionado el suelo y ha empezado a amontonar miles de pálets.

Algún día alguien me explicará dónde está el negocio de fabricar para acumular azulejos. Seguramente el sector azulejero esto lo tendrá bien controlado y será rentable para ellos.

Pero no es ese el problema al que me quiero referir. El problema es el del derroche de suelo industrial perfectamente urbanizado que se está destinando solo al almacenaje de azulejos.

El esfuerzo económico y de gestión para construir un polígono industrial es enorme. Dotarlo de alcantarillado, redes de energía eléctrica y agua potable, fibra óptica, asfaltado, alumbrado público, etc. Para que después lo destinemos a apilar azulejos.

Ese suelo se ha construido para ser productivo. Para que las empresas pongan trabajadores en procesos productivos a generar riqueza. Y cuantos más trabajadores mejor.

Pero ahora estamos, simplemente, creando techados para que no se mojen los pálets y les llamamos eufemísticamente “centros logísticos”. Y a estos centros logísticos no les hace falta más que la luz para iluminar las campas e intentar evitar los robos. Nada más. Ni agua potable, ni alcantarillado, ni energía eléctrica industrial… ni nada de nada.

ocultar
Derrochando suelo industrial
Subir