24 de agosto de 2019 24/8/19
Por Vicente Piqueres Monzonis
El Caballero del Komián - RSS

Una utopía perdurable

Los que tenéis la gentileza de leer mis Columnas de Opinión, y otros simpatizantes más, me vais a permitir que en la presente ocasión me salte la que tenia destinada, porque esta la considero mas interesante, teniendo en cuenta las fechas en que nos encontramos.

Como sabéis, o podéis suponer, en este año 2013 se cumple, el día 10 de Noviembre próximo, el 68º aniversario (sesenta y ocho años), desde aquel 1945, de la inauguración del Campanario, el “nostre Campanar” insignia y emblema de Burriana, de nuestra querida Burriana, le pese a quien le pese. Ciudad muy relevante en la provincia de Castellón, y conocida en todo el mundo.

Pero no todos los Burrianenses están conformes con la planificación, la actuación y el desarrollo de las distintas Corporaciones Municipales habidas en estos últimos años, sobre todo en estos más recientes.

Desde 1945 casos y problemas ha habido muchos, que se han ido resolviendo a pesar de ser una Ciudad alegre y dicharachera, muy popular en la Región de la Plana, pero, no obstante yo voy a referirme sólo a uno, al que a mí me afecta, el cual es muy simple y muy fácil de entender.

Comprenderlo puede hacerlo cualquiera. Quien lo lea, que lo juzgue y que piense si con aquello que cito llevo o no llevo razón.

Como ya he dicho antes el Campanar se inauguró el 10 de Noviembre del 1945 habiendo estado paradas las obras desde Febrero del mismo año, por falta de lo que entonces era más importante: La cuestión monetaria y la penuria general. Se necesitaba valor para seguir adelante.

Lo de que no se podía inaugurar por las obligaciones de D. Juan Granell es un puro cuento.

Me quedaré afónico, si es necesario, repitiendo una y otra vez que la economía de Vicente Piqueres se vio muy afectada, que no cobró jornales ni facturas, etc. y que a D. Elías le pasó lo mismo, de forma que con este formidable empuje económico de ambos se terminó y se inauguró la Torre, en la fecha prevista. Como suele decirse “Todo por amor al arte”

En el “tablao” todo quedó estupendo pero detrás del telón quedaba algo más doloroso, que la gente lisa y llana ignora, pero los más poderosos lo saben e hicieron oídos sordos a los lamentos de los afectados.

D. Cornelio, por ejemplo, con su remodelación de la Iglesia le pagó a Vicente Piqueres y su carpintería excluyéndolos como obreros-colaboradores, que habían sido toda la vida, y se busco a otros del oficio, que ignoro y no me importan. Esa fue la recompensa a su sacrificio.

Por otra parte en 1945, recién inaugurado el Campanario, entró como Alcalde Don José Nebot Aymerich (el día 22 de Noviembre), y durante su mandato ya le prometió a mi padre el dedicarle una calle. ¿Alguien sabe de tal calle? ¡NO! Yo tampoco.

A dicho Alcalde le siguieron Urios, Esteve, Gómez, Monsonís, Igual, Vernia, Canós, Sanchordi, Ferrada y por último Calpe. TODOS, ABSOLUTAMENTE TODOS le prometieron a mi padre dedicarle una calle, a mi hermano Juan Piqueres también y a mí otro tanto.

Todas las promesas fueron una pantomima y una farsa que tales individuos le han hecho a la familia de Vicente Piqueres, (tan mal nos hemos portado con Burriana? porque lo de la calle debió estar o está en la mente de alguien pero EN LA VÍA PUBLICA, NO. La de algún “cantamañanas” Sí, pero la de Vicente Piqueres NO, y con un poco de suerte ya veremos…

Para más recochineo el Alcalde Nebot Aymerich, cuando se terminó la obra, el día 4 de Diciembre de aquel mismo año, mandó unos oficios a distintas personas, entre ellas mi padre, cuyo nombre figura al pie solamente, como destinatario, y dice, entre otras cosas:

“Que conste en acta la complacencia y satisfacción de la Comisión Gestora con la más efusiva felicitación de la misma al Ilmo. Sr. D. Juan Granell Pascual, al Reverendo Sr. Cura de la Parroquia D. Elías Milián Albalat, y a cuantos cooperaron tanto pecuniaria como corporalmente a la ejecución y pronta terminación de la torre-Campanario de esta Ciudad!”

El que a uno le traten así debe de doler ¿NO?, Pues a mi padre creo que SÍ, porque yo creo que hasta adquirió el “Síndrome de Campanar”, por su obsesión en la obra.

¿O sea que este señor ya empieza a considerar a MI PADRE como a uno de tantos? ¿Será cínico, el tío, después de todo lo que ya se sabía, se sabe y se ha dicho sobre Vicente Piqueres? ¿Seria por envidia ante el nivel cultural de uno y otro? Es posible.

Pero si este hombre, (no lo digo yo), en boca de sus coetáneos ya era un don nadie!

A él hubiera querido ver yo, a pie de obra, y con un cincel y martillo en las manos.

Pero aun queda más. No he terminado todavía:

El 23 de Diciembre del 2009 se presentó, en el Salón de Actos del Ayuntamiento, un libro de Vicente Piqueres Monsonis, titulado EL CAMPANAR DE BURRIANA, y el Sr. Alcalde D. José Ramón Calpe Saera, en su prólogo dice textualmente, al final del mismo y en dicho acto también que “vista la labor y trayectoria de Vicente Piqueres Martí, debía servir de ejemplo para los hijos de Burriana.

Y además QUIZÁS SEA AHORA EL MOMENTO DE CONTRAER TAMBIÉN CON ÉL LA DEUDA DE DEDICARLE UNA VÍA PUBLICA.”

En vista de la tardanza en resolver este asunto, mi hija María José, empezó a removerlo allá por el mes de Marzo de este año y ¡POR FIN! Consiguió, con la ayuda de una muy buena persona, perteneciente al Ayuntamiento, pero no del PP., que el Sr. Alcalde firmara, en el mes de Mayo, el expediente para la creación de unas calles, donde se incluye a mi padre adjudicándole una junto a las de otras seis personas más que no preciso citar. Noticia que se dio por el Facebook y el Twiter, pero a mí personalmente no se me ha notificado oficialmente NADA, y creo que a las demás familias tampoco.

Desde Mayo a casi Noviembre, en que nos encontramos, ¿ALGUIEN HA TENIDO OCASIÓN DE PISAR LA SUSODICHA CALLE, QUE TODAVÍA NO SABEMOS DONDE SE HALLA, NI DONDE ESTÁ Y SEGURAMENTE NI SI EXISTE? ¿PUEDE QUE YA SE HAYA BORRADO DE LA MENTE DE ALGUIEN?

Las ultimas noticias (según radio macuto) es de que primero por las vacaciones, luego por el Arenal Sound, y también por una serie de “chorradas” más, ahora dicen que están haciendo las placas con los nombres, o que ya están hechas y falta un albañil para ponerlas… en resumen que lo que hace falta son GANAS y resolver este tema ya de una.

No obstante lo dicho el tiempo va pasando, y como ya le pronosticara yo a mi hija, esta famosa calle, por la que tanto interés tiene, ni la vera ella ni yo tampoco. ¡Quizás los que vengan detrás puede que hagan algo pero lo dudo! Porque la siguiente legislatura ya veremos de color será.

Para más INRI yo, autor del libro que se publicó, si quiero algún ejemplar he de comprármelo en la Librería Marti, porque el secretario del Alcalde, los tiene guardados no sé en donde ni para qué, y si le pido alguno, siempre me dice que tiene que buscarlo.

¿Acaso están en algún trastero? ¿Pero será posible que exista tal desorden en el Ayuntamiento, cuando dicho libro debería tenerlo cada casa, ya que mi labor la hice, altruistamente, me costó mucho tiempo recopilar datos y fotos, sin cobrar una sola perra, con la finalidad de que se conociera Burriana, primero en el pueblo y después por el mundo entero?

Yo soy del mismo criterio que seria mi padre, que me hubiera dicho: Mira Vicente, ¿para que te molestas en querer que mi nombre tenga relevancia, ya que yo conozco muy bien el percal y de que pie cojea cada uno?

No os molestéis, por Dios, ya que la historia dirá quien fui y lo que hice por mi pueblo, Burriana, por amor al pueblo que me vio nacer, y porque me lo pidieron Don Elías, Don Juan Granell y Don Enrique Pecourt.

Mirad, dirá a su equipo, de los nombres que se han citado más arriba, ya nadie se acuerda de ellos para nada.

AQUÍ NO SOY YO LO IMPORTANTE. LO MÁS NOTABLE ES LO QUE SE HIZO, CON TODA LA COLABORACIÓN DE DON ELÍAS, DE UN BUEN GRUPO DE AMIGOS DE VERDAD Y MÍA.

EN EL CENTRO DEL PUEBLO ESTA LA OBRA DE TODOS NOSOTROS. Lo demás son…

DONDE ESTÉN, SE ESTARÁN PARTIENDO DE RISA, DE VER, POR EJEMPLO, QUE HOY NADIE, DE LOS FIGURINES, SUPO CUMPLIR CON SU PROMESA, COMO SUELE OCURRIR,

Y NOSOTROS, LOS CURRANTES, CON NUESTRAS POCAS LUCES, DEMOSTRAMOS QUE TODOS HICIMOS, POCO O MUCHO, PARA QUE EL PUEBLO VOLVIERA A SER:

BURRIANA, PARÍS Y LONDRES.

Ya que este Ayuntamiento, obligado, ellos ya saben por quién, han dado el paso de dedicarle una calle a una persona tan emblemática para Burriana, lo vean algunos así o no, y se han puesto ellos los galones, que terminen y se cuelguen la medalla, haciendo una acto solemne, tanto de la calle que dicen está dedicada a mi padre, como las otras calles, cuyas familias, algunas, todavía viven.

Ya que en vida, no se les reconoció su demostrado amor por Burriana, al menos que las familias vean realizado ese sueño, porque NOS LO MERECEMOS.

Que de actos conmemorativos son expertos, y les da lo mismo que sean o no de Burriana.

Mójense ya de una vez, señores, que este vetusto asunto ya huele… en demasía.

No quiero cerrar esta columna sin manifestar antes que NO ME GUSTARÍA PENSAR QUE LOS QUE HOY RIGEN LOS DESTINOS DE BURRIANA, TAMBIÉN SEAN, EN ESTE CONTENCIOSO, COMO DIJO MI HERMANO JUAN ANTES DE MORIR, UNOS “MENINFOT” AL IGUAL QUE SUS ANTECESORES.

 10 comentarios
MJPIQUERES
MJPIQUERES
27/10/2013 09:10
YO CREO QUE TAMBIEN ENCONTRARA UN HUECO

Estimado JPE, hay injusticias, bien lo dices y expresas en tu mensaje, ¡contundente!.Yo también confío en que "El Excmo". Alcalde encontrara un hueco para tal acto, contando, aunque el aun no lo sabe, debido que no se ha puesto en contacto con nosotros, que de altos estamentos de Valencia están interesados en acudir a dicho acto, si se llegara a producir.(Y pongo Excmo entrecomillado, por que según tengo entendido solo tienen ese tratamiento los Alcaldes de Madrid y Barcelona. y Alcaldes de los municipios de gran población, y para mi Burriana es Muy Grande). Pero si, confío. Recibe un fuerte abrazo

ocultar
Una utopía perdurable
Subir