19 de octubre de 2019 19/10/19
Por Vicente Piqueres Monzonis
El Caballero del Komián - RSS

Pitorreo en el soneto

    La parodia nacional
    (Soneto con estrambote)

    El IPC famoso ¿Qué será?
    Parece un cuento chino que nos cuentan
    cerebros que discurren y argumentan,
    cuando dicen la vida como va.

    Que el país vaya bien dudamos ya
    porque tantos desmanes se consientan,
    ya que falsos por cientos los inventan
    creyendo nos ofrecen el maná.

    Que los precios no tienen un control
    lo notamos en todos los ambientes.
    Quienes venden perdieron ya su rol

    burlándose de gentes muy pacientes.
    Sólo buscan marcarse algún farol
    con mentiras, de sobras, elocuentes.

    Abundan por ahí tantos dementes
    que, por fin, no sabemos qué pensar:
    Si reír o ponernos a llorar.

    A los cuentistas
    (Que abundan por ahí)

    Los cuentistas te sueltan cada cuento
    que te dejan bastante patitieso,
    si caes en sus garras quedas preso
    de un sopor muy profundo ¡Sin aliento!

    Pretenden convencerte con talento,
    te dirán mil mentiras, en exceso,
    pues lo sé por mí mismo, lo confieso,
    al haber yo sufrido tal tormento.

    Mi lema fue escuchar sus opiniones
    muchas veces con ciertos desvaríos,
    que en mi mente creaban confusiones.

    Ahora con mis días ya sombríos,
    los aparto de mí con sus sermones.
    ¡Que me dejen en paz de tantos líos!

    Cambios de horario
    (Soneto con estrambote)

    Pasa el tiempo, más nunca se detiene
    mientras va devorando su futuro,
    que por cierto se ve bastante oscuro
    ya que vivir deprisa no conviene.

    Con tanto frenesí lo que se obtiene
    es, quizás, estrellarse contra un muro,
    mas... ¡allá cada cuál!. No lo censuro.
    A mí ver disparates me entretiene.

    Tenemos un dilema por ahora:
    Ordenan que vivamos de quimera
    y adelantan al sol más de una hora,

    ahorrando energía... ¿se prospera?
    ¿o comer y dormir siempre a deshora?
    Es el cuento de toda primavera.

    ¡Tomadura de pelo verdadera!
    ¿Por qué lucen de día las farolas?
    ¡Nos cuentan, por desgracia, tantas trolas!

    Dormir sí es vivir

    Quien dice que dormir es no vivir
    afirma: No vivir es estar muerto.
    ¡Sí!. Puedes mantenerte muy despierto
    pero jamás al sueño combatir.

    Cuando duermes tú dejas de sentir
    el “ensueño” de tanto desconcierto
    que vemos por el mundo, y es tan cierto
    al igual que tenemos que morir.

    Dormir es despertar con alegría
    procurando que nada te levante
    ni siquiera con penas o agonías.

    ¡Escuchad un consejo interesante!
    El dormir una siesta cada día
    es para mí lo más reconfortante.

    El basurero
    (Soneto con estrambote)
    Dedicado a la Jet Society Contemporánea

    Qué farsa presenciamos cada día
    mostrada por sujetos sin criterio,
    pues se creen los amos de un imperio
    siendo sólo nefasta porquería.

    En su vida domina la porfía
    oculta con muchísimo misterio,
    si de cerca lo vemos poco serio...
    ¿No será simplemente chulería?

    Antes de que opinando me propase
    diré que fanfarrones hay bastantes
    y ningún huracán que los arrase.

    Conocemos a tipos relevantes,
    algunos, no son muchos, tienen clase,
    la gran chusma la forman los restantes.

    De manera que todos tan campantes.
    En resumen: La vida es un pastel
    y las moscas acuden a su miel.

    El demagogo
    (A quien corresponda)
    (Dedicado a cualquier “parlanchín”)

    Buscando convencer, un vivaracho,
    nos dice cada sarta de mentiras
    que, dichas con ingenio, tú deliras
    porque piensas: ¡Yo debo estar borracho!

    Sus palabras te meten tal empacho
    que cambian tus ideas, y suspiras
    cuando al fin hábilmente te las piras
    pensando que nos habla un mamarracho.

    Como esconde tantísimos chanchullos
    ocultos a la vista de la gente,
    demuestra que se trata de murmullos

    y dice ser persona muy decente.
    ¡Deja ya de engañar a tus capullos
    y procura vivir honestamente!

    El pelota

    Por su forma de ser tan despreciable
    allá por donde va no tiene amigos,
    y tan sólo le salen enemigos
    a pesar de mostrarse siempre afable.

    Con tanta hipocresía es detestable;
    no le aceptan siquiera los mendigos,
    de sus actos no quiere ver testigos
    que le tachen después de miserable.

    Estar ante su Jefe sólo piensa
    comentando sandeces cual idiota
    que aquel discretamente le dispensa,

    pero ve que la mente se le embota
    cuando el “cara” le pide recompensa.
    Con razón todos dicen que es PELOTA.

    El turismo
    (Soneto con estrambote)

    Hablemos del turismo: ¡Vaya invento!
    Parecemos borregos en manadas
    acudiendo las gentes a bandadas
    a ver lo que quizás resulte un cuento.

    Supone para muchos cruel tormento
    tener que soportar esas jornadas
    de viajes, traslados, sin paradas,
    que quitan al final todo el aliento.

    Esa vida tranquila como antaño
    se acabó totalmente por ahora.
    Tantísimo ajetreo causa daño.

    El querer correr tanto nos devora
    y por ende sufrimos desengaño.
    La verdadera paz no se valora.

    Quien piensa con sentido no lo ignora:
    si encontramos rincones sin gentíos
    podremos ya vivir libres de líos.

    Una opinión sobre el €uro
    (Soneto con estrambote)

    El €uro lo crearon cierto día
    turbando los bolsillos de la gente,
    que ignoraba un futuro tan demente
    y a todos, sin chistar, sorprendería.

    El pueblo lo aceptó con ironía
    queriendo ver la trama del ambiente,
    mas los bancos pensaron claramente
    que el tema, sin dudar, les convenía.

    Verás que tus ingresos quedan chicos
    tú mismo, con asombro, cuando cobres
    apenas unos míseros €uricos.

    Y no te preocupes ni zozobres
    pensando que los ricos son más ricos
    y los pobres, por tanto, son más pobres.

    El curo fue el invento de un chiflado
    que al tener trastornada la cabeza
    nos quiso sumergir en la pobreza.

    El terremoto verbal

    LEONCIO GIL SOLER es un beodo,
    es la perfecta máquina parlante
    pero al verlo gritar, gesticulante,
    uno piensa si habrá empinado el codo.

    Su torrente verbal lo inunda todo.
    Él anonada al público expectante
    arrastrando en su furia galopante
    cañas, troncos, arenas, piedra y lodo.

    En sus versos coloca tantos ripios
    que es capaz de empedrar cien municipios
    y dejarnos molida mente y alma...

    Más no es que esté borracho o esté loco,
    porque luego veréis que, poco a poco,
    se desinfla, saluda y queda en calma.

    Una utopía filosófica
    (Soneto con estrambote)

    Muchísimos inventos de la ciencia
    indican claramente donde estamos,
    en resumen: nos ciegan los reclamos
    que vemos en la tele con frecuencia.

    La ignorancia nos cubre de paciencia
    ya que nunca sabremos donde vamos,
    pues con tanta mentira nos hartamos
    pensando: ¿nos envuelve la demencia?

    Se prospera con mucha polvareda
    al querer capturar tanta cultura
    estudiando... ¿? la forma de una rueda.

    Deslumbrado por tanta conjetura
    espero que quizás también se pueda
    del círculo inventar su cuadratura.

    Ya sé que la cuestión es de locura,
    más al ver por ahí tanta rareza
    es absurdo pensar en tal proeza.

    Verdades de actualidad
    (Soneto con estrambote)

    El Cid ganó victorias para España
    luchando por hacerla poderosa,
    su vida fue de sobras escabrosa
    por combatir al frente de su hazaña.

    Quien hoy ser diputado tiene maña
    para vivir de forma fabulosa.
    Mas pensará: “La lucha es pavorosa”.
    ¡Por si acaso, me quedo en mi cabaña!

    Si no existiera tanto desajuste
    en todo el maremágnum de este mundo
    sería la verdad y no el embuste

    la que puede barrer todo lo inmundo.
    Por tanto que no sufra ni se asuste
    quien vea su país tan furibundo.

    Con una democracia tan chocante
    se busca desunir nuestra nación,
    echando a lo pasado un buen telón.

     3 comentarios
    PIQUERES@PIQUERES
    PIQUERES@PIQUERES
    13/06/2014 11:06
    FILOSOFIA CON IRONIA

    Filosofía en estado puro , grandes sonetos. Me planteare robártelos, maquetarlos y publicarlos.

    ocultar
    Pitorreo en el soneto
    Subir