23 de octubre de 2019 23/10/19
Por Vicente Piqueres Monzonis
El Caballero del Komián - RSS

¿Misantropía? Yo pienso que no

    El otoño llegó contigo siempre, pero sin ti…

    La poesía que a continuación os expongo tiene miga. La verdad es que su autor siempre fue un tipo peculiar y solitario, lo recuerdo decir en innumerables ocasiones que él hubiera sido feliz en una cartuja, bueno… eso era lo que decía, porque yo creo que sin su Merche no hubiera podido vivir. Nosotras estamos aprendiendo a vivir sin él, no sé si llegaremos a aprobar la asignatura.

    Llega un momento de vida, que lo que quieres, es hacer lo que te de la real gana, sin tener que dar explicaciones a casi nadie.

    Pero ¡ay amigo! ¡ cuidado!, con lo que haces, si entras en esa etapa en la que empiezas a desligarte de ciertas ataduras, porque quizá tu ánimo, tu mente no están en el mejor de los momentos, y ahí es cuando ves , te das cuenta quienes son los que están a tu lado y los que no;, los que están a tu lado no te piden explicaciones, no te reprochan nada, porque saben que tarde o temprano volverás, y si no vuelves, con lo que has hecho en esta vida ya has pagado con creces ,estarán respetando tu espacio, no te marcaran tempos y desde la distancia muy astutamente te vigilaran, por si acaso caes y tienen que ayudarte a levantarte.

    Luego nos encontramos con aquellos que pasan de todo y les importa bien poco lo que te ocurra, a estos hay que respetarlos de la misma forma que a uno lo respetan.

    Y luego están los que no dan nada o bien poco y exigen demasiado.

    Lamentablemente vivimos en una sociedad donde no somos capaces de decir las cosas claras y a la cara. Y la diplomacia es lo que priva… y a mi entender diplomacia = protocolo= falsedad.

    Aplaudo a todos los que empiezan a pasar del protocolo, de las situaciones falsas etc., yo estoy en ello. Si te quieren, te quieren como eres y como piensas, como sientes y como vives, y si no ¡aire!

    Estoy a favor de la sinceridad, del vive y deja vivir, no por preferir la soledad, no por elegir a los amigos, no por estar en contra de todo lo que sucede a nuestro alrededor, por querer evadirte y encerrarte en tu mundo, aficiones y pensamientos, en definitiva, no creo que por hacer lo que quieres y decir lo que piensas, se pueda tildar de Misantropía. Opino que hay veces que necesitamos, tiempo y espacio para poder dar con el resultado que buscamos, felicidad. ¿Vosotros que opináis?

    M. José Piqueres

     

    EL MISÁNTROPO

    Produce gran placer vivir la vida
    haciendo lo que a mí me da la gana,
    lo que debo hacer hoy... se hará mañana
    y cualquier favor pronto se me olvida.

    Prefiero soledad en mi guarida.
    La tele me resulta chabacana.
    Muchos amigos me causan desgana.
    Sólo, muy pocos, tienen mi acogida.

    El sentir aversión por este mundo
    es la causa de cierta rebeldía
    por tener un talante muy rotundo.

    En la humanidad: mucha algarabía.
    Mi modo de pensar: harto profundo.
    ¿Quizás esto será misantropía?

     

    ocultar
    ¿Misantropía? Yo pienso que no
    Subir