16 de julio de 2019 16/7/19
Por Vicente Piqueres Monzonis
El Caballero del Komián - RSS

Llega un momento que se vive de recuerdos

Llegados a un punto de nuestra vida, no miramos al futuro, ya que es incierto, ¿será mañana, pasado… cuándo llegará el fin?, evidentemente ese punto al que me refiero es cuando alcanzamos una cierta edad.
El futuro importa un pito, el presente quizá es agradable o no, y el pasado… ¡ay! ¡Bendito pasado!, nos refugiamos en él, y con el pasamos el resto de nuestros días.

Esta es la enseñanza que mi padre me brinda con este soneto.
No obstante los que os consideráis aun jóvenes, en una noche de desasosiego, probar a evocar un recuerdo grato de vuestro pasado… quizá ese recuerdo se convierta en un sueño y os haga dormir placenteramente toda la noche. Os puedo asegurar que funciona.

Os dejo este soneto escrito por mi padre en el 2008, espero que os guste… y matizar que mi padre ya hacía años que vivía de sus recuerdos, me imagino que como algún que otro lector que se da una vuelta por aquí de vez en cuando.
Y para terminar

Papá:
Tu recuerdo, sin duda, está patente,
Por eso cuando pienso en ti
No eres ni pasado ni futuro
Sigues presente
Maria Jose Piqueres
2015

SENSACIONES DEL RECUERDO
(Soneto con estrambote)

Al sentir el reclamo del pasado

no me pierdo pensando vaguedades,

yo busco en el recuerdo realidades

sobre todo si fueron de mi agrado.

Evoco mis memorias sosegado

meditando con gozo sus bondades

y paso de soñar en novedades

viviendo a mis recuerdos aferrado.

La década cuarenta está presente

porque fueron mis años de ilusiones

que el tiempo devoraba velozmente.

Pasaron alegrías y aflicciones

que están todas impresas en mi mente,

manantial que me surte de emociones.

El recuerdo, sin duda, está patente,

mañana sólo Dios lo puede ver,

por eso cuando pienso en el ayer

traslado mi pasado a mi presente.

Realizado el 10 de Febrero de 2008.

Autor: V. Piqueres