15 de diciembre de 2019 15/12/19
Por Miguel Barrachina
El desahogo semanal - RSS

El nuevo sistema financiero

    El gobierno ha hecho la gran reforma financiera que España necesitaba, en los primero años los bancos no ganarán tanto dinero, pero a cambio, el crédito llegará a empresas y particulares. Sin gasolina financiera nuestro vehículo económico no puede funcionar.

    La decisión no ha debido ser fácil, la práctica unanimidad de bancos y cajas venían pidiendo al Gobierno de Rajoy la creación de un banco malo, que es simplemente un banco que, con el dinero de todos, compra los activos inmobiliarios –viviendas y terrenos- de peor calidad para que las entidades financieras se saneen.

    El banco malo, que ha dado resultado en otros países, tiene dos inconvenientes. Primero, pagamos todos con dinero público y crece el desbocado déficit, que fue de 81.000 millones en 2011. Y, segundo, el mensaje a los bancos es que sus beneficios se los queda pero las pérdidas se socializan, las pagamos todos.

    No es comprensible que cuando tantas empresas por falta de crédito están cerrando sus puertas, la banca siga reportando ganancias millonarias, el Santander y el BBVA, ha anunciado respectivamente ganancias de 5.300 y 3.000 millones de euros.

    Con la nueva normativa los bancos hasta que tengan valorados adecuadamente su patrimonio inmobiliario repartirán menos beneficios, o ninguno, y me parece justo, en economía de mercado lo razonable es hacer frente a tus errores con tu patrimonio, no con el de otros.

    Pero este esfuerzo bancario traerá tres consecuencias:

    1. Al sanear las cuentas recuperará la confianza internacional y podrá acceder a ese mercado de capital.
    2. Se reactivará el crédito a familias y empresas, aunque este efecto no es inmediato, puede demorarse meses.
    3. Saldrán todas las viviendas de bancos y cajas al mercado y a un precio más reducido.

    El inconveniente es, que las entidades tienen hasta final de año para su saneamiento, por lo que será entonces cuando se contemple con mayor claridad la bondad de las medidas.

    La financiera es la primera de las tres grandes reformas, junto a la laboral y la de déficit cero del sector público, que deben dar la vuelta a nuestro sistema económico para evitar que sigamos con el record mundial en paro.

    ocultar
    El nuevo sistema financiero
    Subir