3 de junio de 2020 3/6/20

La Policia Local atiende numerosos incidentes provocados por el viento durante este fin de semana

  • El desprendimiento de un techo metálico, caídas de cascotes y ladrillos y vallas de publicidad tumbadas, los incidentes más destacados

Las fuertes ráfagas de viento de este fin de semana han provocados numerosos desperfectos en la ciudad de Ontinyent de los que solamente hay que lamentar daños materiales.

Los agentes de la Policía Local han estado trabajando intensamente a lo largo de estos días para restaurar el orden en todos los lugares donde el viento ha provocado algún tipo de incidente, así como el departamento de Obras y la oficina técnica, que han estado perfectamente coordinados para dar soluciones rápidas a los problemas derivados de las rachas de viento.

Vicent Vila, concejal de Policía Local, ha explicado que “en todo el término de Ontinyent hemos trabajado subsanando caídas de paneles publicitarios, caída de cascotes a la vía pública, o cristales procedentes de ventanas que se han roto a causa de los golpes provocados por el viento”.

Vila ha destacado que “tras recibir llamadas de los vecinos, la policía se personaba inmediatamente en el lugar para acordonar la zona, y si era necesaria la presencia de algún trabajador de la oficina técnica o del departamento de obras, se personaban en el instante”.

La incidencia más destacable fue el desprendimiento de un techo metálico en una vivienda situada en la calle Manuel Simó Marín, 2. A las 6.39 de la mañana del sábado se recibía la llamada de un vecino que advertía dicho desprendimiento, por lo que la Policía Local, tras verificar los hechos, acordonó la zona y ordenó la retirada de vehículos como medida preventiva. Dichas planchas metálicas cayeron a la terraza de la vivienda contigua y al parque de la Inmaculada, por lo que quedaron dañados dicho inmueble y tres vehículos que estaban aparcados en la vía pública. En el lugar se personaron, además de la Policía Local, los bomberos.

En la calle Manuel Taverner Gandía se desprendió la tela asfáltica de la pared de la Farinera, y debido al peligro que entrañaba, se acordonó la zona y se retiraron los vehículos que había aparcados.

Además, el viento tumbó vallas de publicidad tanto a la entrada a la ciudad, como en el casco urbano, donde también se detectó la caída a la calzada de señales de tráfico. Las vallas de algunas casa de campo también fueron arrancadas.

Varios turismos han sufrido daños a causa de desprendimientos de cascotes en las calles Dr Fleming, Sant Francesc, donde se soltó una plancha de hierro galvanizado de la antigua fábrica de Paduana, y Martínez Valls, donde el viento hizo volar una mesa de plástico de uno de los balcones, y cayó sobre dos vehículos.

Además, el viento derribó las vallas de protección de las obras que se están realizando en el Palau de la Vila, hubo desprendimientos de cornisas en las calles Santa Rosa, El Carril, Cantalar de Sant Vicent, Teixidors, y José Iranzo, se tuvo que recoger cristales procedentes de ventanas rotas en varias vías del casco urbano, y se retiraron ramas rotas y árboles doblados en el IES L’Estació, la plaza Vicente Rodríguez, Camino Viejo de Alfafara, colegio Carmelo Ripoll, el campo de fútbol El Clariano, varios ramales del camino La Moneda, entre otros puntos de la ciudad. También fue arrancado el rótulo de la farmacia de la calle José Simón Marín.

A las 6.30 horas del sábado se produjo cortes de luz en las zonas de urbanización Les Aigües, El Pilar, Costa-Umbria, Textiles Mora, Casa Coll y alrededores. El suministro de luz fue reanudado a las 10,30 horas, aunque debido al continuo y fuerte viento, el suministro de electricidad se cortó de manera intermitente a lo largo de toda la mañana.

La tarde del sábado, además, se cancelaban todas las citas deportivas que debían celebrarse a causa de las indicaciones procedentes del centro de emergencias, que recomendada que no se realizaran actividades al aire libre ni deportivas al poder verse afectados los practicantes por los fuertes vientos.

Hay que destacar, además, una quema no autorizada por parte de un vecino del diseminado, que fue suspendida de inmediato por orden de los agentes de la Guardia Civil, por lo que no hay que lamentar daños.

Subir