3 de diciembre de 2020 3/12/20

Ontinyent clausura su Año Santo Mariano tras recibir en peregrinación 147 parroquias y miles de personas

Ontinyent  clausura  su Año Santo Mariano tras recibir en peregrinación 147 parroquias y miles de personas  - (foto 1)
  • El Arzobispo preside la clausura con una misa solemne

MÁS FOTOS
Ontinyent  clausura  su Año Santo Mariano tras recibir en peregrinación 147 parroquias y miles de personas  - (foto 2)
Ontinyent  clausura  su Año Santo Mariano tras recibir en peregrinación 147 parroquias y miles de personas  - (foto 3)
Ontinyent  clausura  su Año Santo Mariano tras recibir en peregrinación 147 parroquias y miles de personas  - (foto 4)
Ontinyent  clausura  su Año Santo Mariano tras recibir en peregrinación 147 parroquias y miles de personas  - (foto 5)

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, ha presidido hoy, sábado, coincidiendo con la solemnidad de la Inmaculada, la clausura del Año Santo Mariano de Ontinyent, decretado con motivo del 350 aniversario de las fiestas en honor a la Purísma, patrona canónica de la localidad.

La jornada ha comenzado a las 5 de la madrugada, con la XXI edición del Recital de Coros Interparroquiales. Una hora más tarde, decenas de devotos han participado en la “Misa de Descubrir”.

A las 11 horas, monseñor Osoro ha presidido la solemne misa de pontifical, concelebrada por los sacerdotes de la localidad o vinculados a Ontinyent, en la que el párroco de Santa María, Juan Melchor Seguí, ha realizado la lectura de la memoria del Año Santo. Tras la ceremonia, los campanarios de la ciudad realizarán un volteo general.

Esta tarde, la imagen de la Purísima recorrerá en solemne procesión las principales calles de la localidad acompañada de devotos, autoridades y representantes de asociaciones culturales y festivas de Ontinyent. El recorrido finalizará en la parroquia de Santa María donde la imagen será devuelta a su camarín.

Balance del Año Santo
Durante la ceremonia de clausura, el párroco de Santa María, Juan Melchor Seguí, ha realizado la lectura de la memoria del Año Santo, en la que ha destacado que Ontinyent “se han convertido durante el último año en el corazón de nuestra querida archidiócesis” por lo que “hemos podido experimentar la riqueza, la vitalidad y el dinamismo de nuestra Iglesia Valentina”.

Así, según los datos leídos por Seguí, la localidad ha recibido la visita de “varios miles peregrinos”, concretamente, 140 parroquias, 5 arciprestazgos, 12 colegios, alrededor de 150 sacerdotes, decenas de religiosos y religiosas de distintas congregaciones, miembros de institutos seculares, cofradías, grupos de movimientos de espiritualidad y apostolado, ha señalado.

Entre las peregrinaciones, el párroco ha destacado la visita de los profesores de religión, directores de Colegios Diocesanos, numerosos grupos del Itinerario Diocesano de Renovación, grupos de familias y equipos de matrimonios, así como la participación de centenares de jóvenes el pasado mes de mayo en la “Ruta Gent Jove”. También ha querido destacar la visita a Ontinyent de los seminarios Mayor y Menor de la archidiócesis, la Curia diocesana, así como de un grupo de reclusos jóvenes de la cárcel de Picassent, entre otros.

Seguí también ha hecho mención de las peregrinaciones de las cuatro parroquias de la ciudad, la de la Asociación de Fiestas de la Purísima, la de la Agrupación de Camareras y la de la Sociedad de Fiestas del Santísimo Cristo de la Agonía, entre otras.

Durante su discurso, el párroco de Santa María ha agradecido al arzobispo de Valencia “su inmensa labor y apoyo y por sus numerosas visitas a nuestra ciudad durante este año tan especial”. También ha destacado la visita del cardenal Prefecto de la Congregación para el Culto Divino, Antonio Cañizares, como pregonero de las fiestas, así como al obispo auxiliar monseñor Enrique Benavent, el obispo de Orihuela-Alicante, Jesús Murgui, antiguo párroco de Santa María.

Juan Melchor también ha recordado en su intervención todas las celebraciones religiosas organizadas con motivo del Año Santo, así como las diferentes actividades culturales, como conferencias, congresos, exposiciones y conciertos, que se han celebrado en la ciudad “gracias al gran trabajo realizado” por la Asociación de Fiestas de la Purísima, las parroquias, congregaciones, la comisión del Año Santo, el Ayuntamiento, todos los colectivos relacionados con la fiesta de la Purísima, así como las asociaciones cívicas y culturales que han colaborado.

Igualmente, ha señalado que el “Año Santo ha sido también ocasión para la caridad, ya que las limosnas de los peregrinos han sido destinadas para colaborar en la construcción de un Hospital Materno-Infantil en Madagascar, África”.

Año Santo Mariano
La ciudad de Ontinyent ha celebrado desde diciembre de 2011 el Año Santo Mariano en honor a la Inmaculada con motivo del 350 aniversario de las fiestas la Purísima, patrona canónica de la localidad.

La Santa Sede concedió, a petición de monseñor Osoro, la indulgencia plenaria a quienes participasen en celebraciones del Año Santo, una vez cumplidas las condiciones habituales de confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Papa. Así, durante todo el año, miles de feligreses de toda la diócesis han peregrinado hasta la localidad de Ontinyent “para obtener el Jubileo ante la imagen de la Purísima”.

“La Inmaculada tiene una devoción muy antigua y arraigada en Ontinyent, donde en 1662, casi 200 años antes de que fuera declarado por Pío IX el dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, la localidad celebró ya las primeras fiestas solemnes en su honor, autorizadas por un documento del papa Alejandro VII”, según ha indicado Melchor Seguí, párroco de Santa María.

Subir