24 de noviembre de 2020 24/11/20

Monseñor Osoro abre mañana en Ontinyent el Año Santo Mariano por el 350 aniversario de las fiestas de la Inmaculada

  • A las 18 horas, con la bendición de la Cruz

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, presidirá mañana, miércoles, la apertura del Año Santo Mariano de la localidad valenciana de Ontinyent, que ha decretado con motivo del 350 aniversario de las fiestas en honor a la Inmaculada Concepción, patrona canónica de la localidad.

La Santa Sede también ha concedido, a petición del prelado, la indulgencia plenaria a quienes participen en celebraciones del Año Santo, que se prolongará hasta el 8 de diciembre de 2012, una vez cumplidas las condiciones habituales de confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Papa.

Monseñor Osoro bendecirá mañana, a las 18 horas, en la ermita de la Concepción, la cruz del Año Santo que será la que presida todas las peregrinaciones que se organicen y efectúen a la localidad para obtener el Jubileo, según ha indicado hoy a la agencia AVAN el párroco, Melchor Seguí.

La cruz, realizada por un artista local, mide dos metros de alto y tiene grabados todos los signos marianos como el sol, la luna, la puerta del cielo y los rayos de sol, así como la frase “Sacra Pulchra Est” y los “angelets” de Ontinyent con la palma y el estandarte, ha añadido.

Al término de la bendición, los asistentes participarán cantando las letanías de la Virgen en una procesión cuyo recorrido será presidido por la cruz hasta llegar a la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora, en donde se venera la imagen de la Patrona.

Una vez en la parroquia, se leerá el decreto del Año Santo Mariano. Al término de la celebración tendrá lugar el rezo de las primeras vísperas de las fiestas de la Purísima.

La cruz del Año Santo permanecerá en la parroquia hasta el inicio de las peregrinaciones, “momento en el que será trasladada a la ermita de la Concepción para presidir desde allí la ruta mariana que incluirá tres estaciones para recordar el dogma de la Inmaculada, la virginidad y la maternidad de María y la Asunción”.

El Año Santo Mariano concluirá el 8 de diciembre de 2012. Durante todo el año, feligreses de toda la diócesis podrán peregrinar hasta la localidad de Ontinyent “para obtener el Jubileo ante la imagen de la Purísima”.

“La Inmaculada tiene una devoción muy antigua y arraigada en Ontinyent, donde en 1662, casi 200 años antes de que fuera declarado por Pío IX el dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, la localidad celebró ya las primeras fiestas solemnes en su honor, autorizadas por un documento del papa Alejandro VII”, según ha indicado Melchor Seguí, párroco de Santa María.

Subir