25 de febrero de 2020 25/2/20

El Hung Sing Gwoon Ontinyent presente en Malasia en el Campeonato del Mundo de Danzas de León

El Hung Sing Gwoon Ontinyent presente en Malasia en el Campeonato del Mundo de Danzas de León  - (foto 1)
  • SiHing Santi Valls viajó a Malasia en representación del Hung Sing Gwoon Ontinyent como observador en el Campeonato del Mundo de Danzas de León

  • Al finalizar este evento, continuó su estancia aprendiendo con el maestro más reconocido del mundo en esta disciplina

MÁS FOTOS
El Hung Sing Gwoon Ontinyent presente en Malasia en el Campeonato del Mundo de Danzas de León  - (foto 2)
Las Danzas de León son una espectacular ceremonia que actualmente puede verse prácticamente en todo el mundo, y que cada vez son practicadas en más países, habiéndose propuesto este año su inclusión en los Juegos Olímpicos Asiáticos.

El Hung Sing Gwoon Ontinyent fue la escuela pionera en la Comunidad Valenciana. Durante años, sus practicantes se han caracterizado por configurar algunos de los mejores equipos de España, siendo llamados para los momentos estelares en cualquier evento nacional, y recordemos que también asesorando cinematográficamente para una productora.

Durante estas últimas semanas, SiHing Santi Valls, uno de los miembros del Hung Sing Gwoon más veteranos y a quién Sifu Rafa Ruiz le concedió la dirección técnica de la Escuela Nacional de Danzas de León, viajo a Malasia invitado al campeonato del mundo por el maestro Siow, considerado el maestro más importante del mundo en esta especialidad.

Este maestro es considerado por el gobierno malayo (el 4º país del mundo con mayor densidad de población) como un Patrimonio Nacional viviente, por lo que es reconocido en toda Asia, habiéndose grabado numerosos reportajes televisivos sobre él y su labor en toda Asia. Es quién recuperó las Danzas de León para la gente de la calle sacándola del entorno de las mafias, quién creó la nueva normativa de competición, y quién las ha elevado a rango de Patrimonio Nacional en Malasia.

SiHing Santi Valls fue adoptado por el equipo nacional Malayo (que por cierto, volvió a ganar el campeonato del mundo por novena vez) durante toda la semana que duró la competición donde participaron un centenar de países.

Al finalizar el campeonato se quedó invitado en la escuela del maestro Siow, quién le enseñó durante dos semanas los elementos básicos de este arte, al estilo más tradicional y contundente.

Al finalizar, el maestro Siow consideró hermanadas su escuela con el Hung Sing Gwoon Ontinyent, le entregó a SiHing Santi Valls un libro donde se recogen las rutinas y ritmos, e invitó a este centro ontinyentí a continuar trabajando juntos.

Este centro ontinyentí quedó invitado para participar en el próximo Campeonato Nacional de Malasia como equipo invitado.

Subir