24 de octubre de 2020 24/10/20

Diecinueve jóvenes han pasado por el programa de Medidas Judiciales de Servicios Sociales del Ayuntamiento

  • Los buenos resultados obtenidos han motivado la felicitación del Director General de Justicia

Un total de diecinueve jóvenes de Ontinyent han pasado por el Programa de Atención a Menores y Jóvenes sujetos a Medidas Judiciales en el Medio Abierto, puesto en marcha por el ayuntamiento a través de la concejalía de Servicios Sociales.

La realización de este programa se inició como experiencia piloto en el mes de octubre del 2008, y durante tres meses pasaron por él un total de 9 jóvenes. Dados los buenos resultados obtenidos, el pasado año la Conselleria de Justicia y Administraciones Públicas amplió la subvención, lo que permitió que el programa pudiera desarrollarse a lo largo de diez meses y beneficiar a 12 jóvenes.

“El resultado de nuevo ha sido tan óptimo que para el 2010, no solamente hemos extendido el programa hasta los 12 meses, sino que hemos recibido la felicitación expresa del Director General de Justicia por la buena marcha del mismo y el trabajo realizado con los jóvenes” explica Lina Insa, alcaldesa de Ontinyent.

La Conselleria de Justicia y Administraciones Públicas ha concedido una ayuda de 13.598 euros, que permitirá que durante todo el año 2010 un total de diez jóvenes estén sujetos a este programa.

El Programa de Atención a Menores y Jóvenes sujetos a Medidas Judiciales en el Medio Abierto está dirigido a aquellos jóvenes ontinyentins mayores de 14 años que se encuentren sujetos a medidas judiciales.

“Son jóvenes que han cometido delitos entre los 14 y los 18 años pero cuyas medidas judiciales se pueden alargar” explica Insa “por esa razón, la edad de los participantes del programa oscila entre los 14 y los 23 años”.

La primera edil indica que “la extensión del programa va desde los 3 meses a los 24 meses, dependiendo de la gravedad del delito, por lo tanto hay jóvenes que llevan sujetos a éste desde el 2008 hasta la actualidad”.

A través de esta iniciativa todos aquellos adolescentes mayores de 14 años que hayan sido juzgados por la comisión de algún tipo de delito, podrán beneficiarse del programa de reinserción social a través de una acción socieducativa realizada en su mismo entorno.

“Con este programa de Medidas Judiciales, se completa de manera integral la intervención que se realiza desde el ayuntamiento con los menores y jóvenes que se encuentran en riesgo de exclusión social”, señala la alcaldesa.

Las medidas ejecutadas por el ayuntamiento pasan por la libertad vigilada, la permanencia de fin de semana y la asistencia a un centro de día.

Las medidas de libertad vigilada consisten en un seguimiento de la actividad del joven con el que se le ayude a superar aquellos factores que van a llevarle a cometer la infracción.

Por su parte, las medidas de permanencia de fin de semana obligan al joven a permanecer en su hogar o en un centro desde la noche del viernes hasta la noche del domingo, a excepción del tiempo que emplee en realizar las tareas socio-educativas asignadas por el juez. “Una medida muy adecuada para aquellos jóvenes que realicen actos de vandalismo o agresiones leves los fines de semana”, explica Lina Insa.

Por último, la asistencia a un Centro de Día permite al integrante del programa acudir a un centro de Ontinyent totalmente integrado en la comunidad donde se realizan tareas de apoyo, educativas, formativas, laborales o de ocio, “que no es otro lugar que El Rogle, donde toma cuerpo la parte esencial del proyecto socioeducativo del menor”, señala Insa.

El Programa de Atención al Menor sujeto a Medidas Juiciales tiene, entre sus objetivos, implicar al menor y a su familia en el proceso de intervención y reinserción social, así como coordinar las intervenciones con la red institucional implicada en las ejecuciones de las medidas judiciales en un medio abierto.

Lina Insa afirma que “la actitud y el comportamiento de la gran parte de los menores que han pasado por el programa cambia a mejor, por lo que podemos decir que se trata sin duda de una acción muy positiva tanto para los jóvenes implicados como para la sociedad que los reinserta una vez superados sus problemas”.

Subir