28 de febrero de 2021 28/2/21

Cinco empresas participan en un Urban Lab para implantar tecnología en espacios públicos de Ontinyent

    Ontinyent cuenta con un espacio de experimentación en espacios públicos para implantar soluciones tecnológicas destinadas a mejorar la vida de los ciudadanos. La experiencia de este Urban Lab se enmarca dentro de la preparación del Foro i+t Ontinyent 2015, que organiza el Ayuntamiento de Ontinyent junto con el Clúster Nacional de Innovación y Sostenibilidad (INNOVALL). El Foro, que este año llega a su cuarta edición, se celebrará el próximo 26 de noviembre en el Centre Cultural Caixa Ontinyent.

    Cinco empresas integradas en INNOVALL han tomado parte en esta experiencia piloto. El Urban Lab de Ontinyent, acoge las propuestas desarrolladas Gestiweb, INEL, KIW Intercloud, Proselección y TAG Ingenieros con aportaciones que permiten gestionar información vinculada a diferentes temas relacionados con la salud, el turismo y el medio ambiente. Una app que contiene información sobre puntos de salud y puntos de interés, además de facilitar que se comuniquen incidencias detectadas en la vía urbana; la instalación de alumbrado que se nutre de energía solar para proporcionar luz sostenible; la comunicación recibida en cualquier smartphone de los valores turísticos de la zona; un entrenamiento personal a través de los aparatos de gimnasia dispuestos en la ruta del colesterol y un sistema de sensores que indican el nivel de residuos de los contenedores urbanos. Estas son las cinco iniciativas que se han implantado de manera experimental. El proyecto ha contado con financiación municipal.

    El Urban Lab de Ontinyent se desarrolla como el resto de experiencias que al mismo nivel ya se están desarrollando en ciudades que apuestan por la sostenibilidad y una mayor eficiencia en la utilización de sus recursos. Plantea un modelo en el que tanto la administración como las empresas y entidades sociales participan en la creación y validación de soluciones utilizando para ello las tecnologías de la información y las comunicaciones. Y lo hacen en contextos reales como los espacios públicos. De este modo se pretende fomentar de manera permanente la innovación social. El objetivo último es resolver los problemas de la vida diaria de las personas y hacerla más confortable.

    Con la implantación urbana de esta tecnología se da continuidad a la apuesta iniciada por el Ayuntamiento de Ontinyent a partir de la celebración del Foro i+t en 2012 que tenía como objetivo poner en marcha las actuaciones públicas que perseguían la implantación de recursos e infraestructuras para que la ciudad fuera caminando hacia un modelo urbanístico más eficiente y sostenible. En los últimos años se han consolidado medidas, entre otras, que conducen al ahorro energético, los incentivos para el uso de vehículos sostenibles y ecológicos como las bicicletas eléctricas que circulan por el municipio, la creación de un espacio público de coworking, la instalación de redes wi-fi en espacios abiertos, la implantación del sistema de localización de viviendas en el diseminado o el fomento de la tecnología para iniciativas de participación ciudadana.

    Subir