elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Cardenal preside la Misa de la Purísima

El Cardenal preside la Misa de la Purísima - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El Cardenal preside la Misa de la Purísima - (foto 2)

    El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha presidido esta mañana, en la Iglesia de Santa María de Ontinyent la misa de la Purísima, que se celebra cada sábado desde el año 1556 y que se conoce como la Misa Sabatina.

    Antes de la eucaristía, que ha dado comienzo a las 8 horas, el coro de la parroquia y los feligreses han cantado la Felicitación Sabatina, “una composición con cantos, textos y oraciones en homenaje a la Virgen María que desde 1872 precede a la misa de la Purísima, una tradición con un gran arraigo en la ciudad”, según ha indicado a la agencia AVAN el párroco, Juan Melchor Seguí.

    Igualmente, en la Misa Sabatina, que “siempre cuenta con una gran concurrencia de fieles y devotos de todas las parroquias de la ciudad ya que la Purísima es la patrona canónica de Ontinyent”, se utilizan los ornamentos azules y el mismo formulario de oraciones y lecturas que en la solemnidad de la Inmaculada Concepción, ha añadido.

    La eucaristía ha concluido con una procesión hasta la capilla de la Virgen “en la que se le canta la Salve y se rezan unas preces finales, en las que se incluye una oración especial por todos los enfermos”, según el párroco.

    Tradición de la Misa Sabatina

    En el año 1556 el capítulo de la Iglesia de Santa María, unido a los jurados y síndicos de la antigua Villa de Ontinyent, solicitó a la Santa Sede la celebración, cada sábado, de la misa “De Conceptione” (Inmaculada Concepción) “por la gran devoción y culto a la Purísima tributada por los vecinos de Ontinyent”. El papa Pablo IV accedió y desde ese año se celebra la misa de la Purísima ininterrumpidamente, cada sábado a las 8 de la mañana, excepto el Sábado Santo o si coincide con alguna solemnidad de precepto.

    Por otra parte, en 1859 el sacerdote diocesano Juan García Navarro (Biar 1820 - Pont Saint-Espirit, Francia, 1903) compuso el ejercicio piadoso de la Felicitación Sabatina como un homenaje a la Virgen María, con motivo de la definición del Dogma de la Inmaculada Concepción en el año 1854.

    La Felicitación Sabatina se cantó por primera vez en 1859 en la Capilla del Seminario Conciliar de Valencia y, desde el sábado 9 de junio de 1872, se unió a la celebración de la misa de la Purísima en la Iglesia de Santa María de Ontinyent.

    Subir