elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Ramón: "El alcalde pone trabas a la Generalitat para retrasar la construcción del nuevo centro de formación municipal"

Ramón: "El alcalde pone trabas a la Generalitat para retrasar la construcción del nuevo centro de formación municipal" - (foto 1)
    El grupo municipal popular de Onda ha denunciado hoy las múltiples trabas que el alcalde, el socialista Enrique Navarro, está poniendo a la Generalitat Valenciana para retrasar la construcción del nuevo centro de formación municipal, que se ubicará en el antiguo conservatorio, en la plaza San Cristobal

    La adecuación del antiguo conservatorio en centro de formación municipal aparecía ya en los presupuestos en el 2006, pero el tripartito nunca se decidió a realizarla.

    Ahora, además intenta enfrentar a las asociaciones con el Centro de Formación de Adultos, ya que ha anunciado que destinará el futuro local para las asociaciones, financiado con fondos europeos, al Centro de Formación que no dispone de suficiente espacio.

    “El ayuntamiento priorizó en 2006 los intereses urbanísticos a los intereses sociales y rechazó la propuesta del PP de construir un centro cívico en la calle Cervantes, lo que dejó a las asociaciones temporalmente sin locales. Ahora el alcalde se dedica a poner obstáculos a la Generalitat, porque quiere aprovechar la confrontación en beneficio propio, aunque los ondenses sean los principales perjudicados”, ha denunciado hoy el edil popular Vicente Ramón.

    Las trabas que pone Enrique Navarro
    El pasado nueve de julio de 2009, el Partido Popular de Onda, ante el desinterés del alcalde en poner en marcha dicha obra, propuso a la Generalitat Valenciana que la asumiese, es decir, que la financiase al 100% dentro de los planes impulsados por el presidente, Francisco Camps.

    El 18 de julio, una vez la Generalitat decidió que pagaría la totalidad de la obra, Enrique Navarro se comprometió a licitar y adjudicar la obra, pero seis meses después, el 18 de enero de 2010, le comunicó a la Generalitat que renunciaba, lo que provocó que el gobierno valenciano perdiese ya medio año.

    Desde entonces y hasta ahora, la Generalitat exige al ayuntamiento semanalmente la información necesaria para poder comenzar la obra.

    Sin embargo, el alcalde, como considera este nuevo centro de formación municipal como una amenaza electoral en los próximos comicios, contradice las informaciones de los técnicos municipales, lo cual impide que la Generalitat pueda licitar la obra.

     

     

    Subir