18 de septiembre de 2020 18/9/20

Onda pone en marcha cuatro bares-cafetería municipales y un quiosco para generar nuevos puestos de trabajo

Onda pone en marcha cuatro bares-cafetería  municipales y un quiosco para generar nuevos puestos de trabajo - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Onda pone en marcha cuatro bares-cafetería  municipales y un quiosco para generar nuevos puestos de trabajo - (foto 2)

    Los cuatro bares-cafeterías y el quiosco ubicados en distintas instalaciones y espacios públicos de Onda se pondrán en marcha en los próximos días la licitación pública y adjudicación de la gestión a vecinos de Onda. De hecho, el objetivo de los ondenses concesionarios es que estén en marcha para las fiestas de Semana Santa y Pascua.

    Los bares-cafetería se ubican en el Ermitorio de El Salvador, el campo de fútbol La Serratella, el campo de fútbol Olímpic y el pabellón Víctor Cabedo y el quiosco en el parque de la Cerámica.

    Con esta acción, el equipo de gobierno ha conseguido que cinco personas del municipio se lancen al autoempleo y apuesten por gestionar estos negocios, generando así cinco puestos de trabajo más en Onda a través de una sencilla fórmula de poner a disposición de los vecinos la posibilidad de explotar estas instalaciones.

    El alcalde, Salvador Aguilella, destaca la necesidad de "poner en funcionamiento estos bienes de dominio público situados en lugares emblemáticos de Onda, ya que ayuda a mejorar la ciudad, ofrece nuevos servicios a los vecinos y dinamiza la economía y posibilita la creación de empleo".

    Mejoras en el ermitorio del Salvador
    El equipo de gobierno popular invirtió más de 100.000 euros en 2012 para que tres empresas ondenses se encargaran de instalar agua potable al ermitorio, la instalación de una depuradora para mejorar el sistema de desagües, la mejora de la canalización de las aguas para evitar inundaciones en la hospedería y la construcción de la cafetería, con aseos nuevos y una rampa para que los minusválidos puedan acceder a las instalaciones. Ya que en los últimos años apenas se habían realizado labores de mantenimiento.

    Entre las obras de mejora acometidas también se encuentran las de la fachada de la ermita, donde se ha procedido a consolidar y restaurar el panel de azulejos que se encuentra encima de la entrada, así como la recuperación del reloj de Sol del siglo XVIII a su estado original.

    También en la parte trasera del Salvador se ha renovado el pavimento, se ha procedido a restaurar las escaleras de acceso, así como muros que con el paso del tiempo estaba deteriorado.

    Además, se está procediendo a la restauración de objetos que son expuestos públicamente, como las ya realizadas de un confesionario de nogal del siglo XIX, un sagrario de madera estucada (siglos XVIII-XIX), un armario y bancos de pino (todos ellos, del XIX) y lámparas de araña de los siglos XIX (época isabelina) y XX. A su vez, también se ha procedido a la mejora del armonium, instrumento similar al órgano que era utilizado en el ermitorio.

    Todo ello, junto a una mayor actividad, con exposiciones y celebraciones como el Día del Mayor.

    Subir