29 de noviembre de 2020 29/11/20

El PP lamenta que el tripartito rechazase los dos planes de austeridad que presentó esta legislatura y ahora tenga que pedir un adelanto de 5 millones porque no le cuadran las cuentas

El PP lamenta que el tripartito rechazase los dos planes de austeridad que presentó esta legislatura y ahora tenga que pedir un adelanto de 5 millones porque no le cuadran las cuentas - (foto 1)
  • Los populares presentaron a mediados de 2008 y en septiembre de 2009 sendos planes de austeridad, para reducir el importante gasto del ayuntamiento, que en 2010 les ha obligado a pedir tres préstamos a los bancos y un anticipo a la Diputación

El grupo municipal popular de Onda ha lamentado que el tripartito rechazase en la presente legislatura hasta dos planes de austeridad presentados al pleno por el Partido Popular y ahora el equipo de gobierno tenga que pedir un adelanto de cinco millones de euros porque no le salen las cuentas.

Los populares presentaron a mediados del 2008 y en septiembre de 2009 dos planes de austeridad en sendas sesiones plenarias, con decenas de medidas concretas dirigidas, especialmente, a frenar en un 20% el capítulo II de gastos externos, que se ha disparado en los últimos tres años.

Ese ahorro, que no hubiese afectado a ninguna partida social ni de servicios, hubiese supuesto una reducción del gasto de 2’4 millones de euros al año, con lo que no hubiese hecho falta ni pedir un anticipo a la Diputación de cinco millones de euros ni pedir tres préstamos a los bancos por valor de otros 3’4 millones.

“La irresponsabilidad del tripartito es tal que ha gestionado el día a día del 2010 a base de préstamos. Y, encima, como no llega a final de año, tiene que pedir ahora un adelanto de cinco millones del próximo ejercicio presupuestario”, ha denunciado el secretario general de los populares en Onda, Vicente Ramón.

El tripartito pidió en abril un préstamo de dos millones de euros para pagar los gastos corrientes que generaba el ayuntamiento. Sólo el interés de ese préstamo supuso otro gasto añadido de prácticamente 15.000 euros.

Además, tuvo que pedir una modificación presupuestaria de otros 700.000 euros para saldar cuentas con la justicia y pidió otro préstamo por valor de 1,4 millones de euros para afrontar la mal gestionada obra de la alcazaba y de un millón de euros para pagar la segunda fase del museo de la cerámica.

 

Subir