24 de noviembre de 2020 24/11/20

El estudio arqueológico del Raval de Sant Josep de Onda se salda con escasos restos humanos y sin afección patrimonial

El estudio arqueológico del Raval de Sant Josep de Onda se salda con escasos restos humanos y sin afección patrimonial  - (foto 1)
  • El informe de la empresa recoge que se han obtenido cuatro esqueletos incompletos “en mal estado de conservación”, pese a que se decidió excavar hasta alcanzar la roca madre

  • “Las sucesivas urbanizaciones de este espacio han destruido casi por completo los niveles arqueológicos”, añade

MÁS FOTOS
El estudio arqueológico del Raval de Sant Josep de Onda se salda con escasos restos humanos y sin afección patrimonial  - (foto 2)

Las obras de remodelación del Raval de Sant Josep seguirán su curso normal después de que esta semana finalizase la excavación arqueológica, realizada por la empresa Cavea Patrimonio Cultural y cuyo informe preliminar recoge que “el área de intervención se ha documentado por completo” y las obras “no afectarán” a ningún bien patrimonial.

Se han encontrado, tal y como se esperaba, algunos restos humanos, pues los antecedentes históricos y arqueológicos de la zona hacían prever la aparición de una necrópolis de cronología andalusí, asociada a un asentamiento extramuros de la villa de Onda. Gracias a intervenciones anteriores se conocía la existencia de numerosos enterramientos de época islámica en el perímetro de la plaza (hasta 250 sepulturas), pero “las sucesivas reformas de la plaza, al menos tres en el pasado siglo, han arrasado y transformado el subsuelo de la misma. Esta circunstancia disminuía considerablemente las opciones de localizar y documentar enterramientos”, recoge dicho informe.

En total, según el estudio arqueológico, sólo se han documentado en la zona norte dos sepulturas con restos óseos y los restos de otras dos, cortadas, sin aparecer restos en la zona sur, pese a que en ambos casos “y aunque la cota de profundidad era menor, se ha decidido excavar hasta la roca madre con el fin de documentar adecuadamente la afección al patrimonio”.

Los esqueletos, “en mal estado de conservación” e “incompletos”, se hallaban en posición de decúbito lateral, con el cuerpo ladeado hacia el Este y los pies orientados hacia el Norte, lo que corresponde a cronologías islámicas.

“La intervención ha permitido corroborar que la necrópolis islámica debió de extenderse por toda la plaza, pese a que las sucesivas urbanizaciones de este espacio han destruido casi por completo los niveles arqueológicos”, reitera el informe, que concluye que “a partir de este momento continuará la intervención con el seguimiento arqueológico de todas las obras que deben realizarse”.

El proyecto
La remodelación del Raval de Sant Josep cuenta con un presupuesto cercano a los 400.000 euros y fue elegido mediante un proceso en el que participaron los vecinos. El proyecto ganador fue diseñado por un grupo de arquitectos ondenses (Juan Miguel Gil García, Pasqual Herrero, Anna Morro y Lluís Bort).

El raval de Sant Josep acumulaba 50 años sin obras de mejora y presentaba aceras y asfalto en mal estado. La nueva plaza dispondrá de 4.400 metros cuadrados peatonales, sin barreras arquitectónicas y adaptables a diversos eventos sociales. Propone un uso compartido del espacio, como aparcamiento y como zona de aprovechamiento comercial, de forma que se favorezca la vida en las plantas bajas durante el día y se permita el aparcamiento a los residentes en horario nocturno. A su vez, incluye tres zonas verdes.

El proyecto incluye el uso de material cerámico como seña de identidad de la plaza, con criterios estéticos, funcionales y de innovación, que ayudarán a que Onda sea escaparate del azulejo local en los espacios públicos.

Subir