2 de diciembre de 2020 2/12/20

Un centenar de ondenses, afectados por el afán recaudatorio del alcalde

Un centenar de ondenses, afectados por el afán recaudatorio del alcalde - (foto 1)
  • Enrique Navarro ha aumentado los precios de las multas en Onda incluso antes de entrar en vigor la ordenanza que se lo permite

Prácticamente un centenar de ondenses se han visto afectados por el afán recaudatorio del alcalde, Enrique Navarro, y han tenido que pagar de más unas multas municipales, pese a que el incremento de las mismas todavía no era oficial. En concreto, 82 vecinos se han visto perjudicados por la ilegalidad de la decisión del alcalde.

El 4 de julio entró en vigor la ordenanza municipal que regulaba el aumento de los precios de las multas de tráfico leves en Onda. Pero el actual alcalde socialista decidió aumentar la recaudación y aplicar los nuevos precios desde el mes de mayo.

El tripartito que gobierna en Onda aprobó ese mes subir una media de un 50% las multas de tráfico que dependen del ayuntamiento, es decir, las de carácter leve, ya que el resto son responsabilidad del Ejecutivo Central.

Las sanciones correspondientes a faltas graves y muy graves vienen marcadas en la Ley de Tráfico, pero las de las faltas leves quedan a la decisión municipal, si bien la legislación marca un mínimo de 1 euro y un máximo de 100 euros. Sólo el PP votó en contra de esta iniciativa, ya que el otro partido de la oposición, España 2000, también la respaldó.

Han cobrado antes de lo estipulado por ley
Enrique Navarro y sus socios de gobierno no han esperado a que la nueva ordenanza entrara en vigor y han decidido que el precio de la multa para los ondenses sea como mínimo 60 euros a partir de mayo, por lo que 157 infracciones que hasta ahora a los vecinos les suponían multas de entre 12 y 50 euros, han pasado todas a costar 60 euros. “Hay infracciones como por ejemplo rebasar el tiempo máximo de estacionamiento en zona azul, que han triplicado su precio, ya que pasan de costar 20 a 60 euros”, ha explicado hoy Maribel Raigada, concejala de los populares en el ayuntamiento de Onda

Raigada denunció ayer la precipitación del tripartito y su afán recaudatorio. “Han duplicado o triplicado la mayoría de las infracciones y no han esperado a que entraran en vigor las nuevas tarifas. En concreto ochenta y dos ondenses han sido multados desde Mayo sin que estuviera en vigor la ordenanza municipal”.

Explicó que la nueva Ley de Tráfico Estatal recoge “la obligatoriedad para los ayuntamientos de bonificar con el 50%, en vez del 30% como hasta ahora, del importe las multas pagadas en los primeros 20 días, en aquellas sanciones que son de su competencia (infracciones leves)”. Pero, dijo, “Navarro y Gil han hecho una jugada por detrás”. “La maniobra -añadió- consiste en subir el importe de todas las multas hasta un mínimo de 60 euros. Al aplicar la reducción del 50%, se pagarán 30 euros mínimo y por pronto pago, lo que encarece el precio de todas las infracciones que antes costaban menos de 42 euros en Onda, un total de 120, y que se bonificaban con un 30% el pronto pago”.

“En el pago por pronto de la infracción, por ejemplo, de rebasar el tiempo máximo de estacionamiento en zona azul, antes costaba 14 euros y ahora nos costará a los ondenses 30 euros”, ha explicado Maribel Raigada.

“Navarro encima nos intenta engañar diciendo que las multas dependen de la Diputación, cuando cada Ayuntamiento tiene una ordenanza donde se fijan los precios de las multas leves”, ha explicado hoy Raigada, concejala de los populares en el ayuntamiento de Onda.

Una treta para encubrir la subida de las multas
El tripartito ha aprovechado para sacar adelante el aumento de las multas el hecho de que necesitaba modificar la ordenanza que regula estas sanciones, con tal de adherirse al servicio que la Diputación ofrece a todos los ayuntamientos de la provincia para el cobro de dichas facturas.

Enrique Navarro no había informado a la oposición que dicha modificación de la ordenanza iba a llevar implícito un aumento de las multas, lo que ha provocado que los populares, al conocerlo en el mismo pleno, la votasen en contra.

Una vez el policía había puesto la multa y el alcalde la firmaba, la Diputación tramitaría el cobro y se lo ingresaría al ayuntamiento. Ésa gestión es la que, en un principio, se iba a aprobar hoy en el pleno. Sin embargo, los socialistas han aprovechado que se tenía que modificar esta ordenanza para, con los votos a favor del BLOC, AMI y España 2000, duplicar el precio de las multas a los ciudadanos de Onda.

Subir