4 de diciembre de 2020 4/12/20

Blanch celebra la receptividad de la Unión Europea para incrementar los controles fitosanitarios a las importaciones citrícolas

Blanch celebra la receptividad de la Unión Europea para incrementar los controles fitosanitarios a las importaciones citrícolas - (foto 1)

    El secretario general del PSPV-PSOE en la provincia de Castellón, Ernest Blanch, ha asistido al acto celebrado hoy en Nules para abordar la problemática del sector citrícola, en el que han intervenido el candidato a la alcaldía, Adrián Sorribes; el diputado nacional, Toni Quintana, y el secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero. También han asistido distintos representantes del sector citrícola.

    Blanch ha puesto en valor la sensibilidad que está teniendo el Grupo Municipal Socialista con la crisis agraria que con tanta crudeza se está viviendo en la localidad y ha mostrado su satisfacción por la labor que están desarrollando los gobiernos de España y de la Generalitat para ayudar al sector al remontar el vuelo.

    Unas acciones que han sido detalladas por el secretario autonómico, Rodríguez Mulero, quien ha explicado que las gestiones realizadas esta semana en Bruselas han sido positivas porque las autoridades sanitarias han sido receptivas ante el problema sanitario que puede producirse en la UE si no se hacen los controles fitosanitarios necesarios.

    Blanch comparte la idea expresada por Rodríguez Mulero de que “es necesario convencer a los países del norte de Europa de que el problema no es comercial, sino sanitario, tienen que ser conscientes de que si en la fronteras del norte las exigencias sanitarias a las importaciones no son las mismas que pasan los productos producidos en Europa, toda la producción europea podría estar en peligro de desaparición”.

    De todas formas, Blanch también comparte la idea expresada por Rodríguez Mulero de que “el sector citrícola debe dar pasos que le permitan ser más competitivos y rentabilizar su producción”. “Tenemos que ser conscientes de que no podemos mantener nuestra estructura productiva y de que hay que avanzar hacia una nueva; también resulta imprescindible planificar la producción”.

    “Se trata de que los agricultores sigan manteniendo la propiedad de sus huertos pero uniéndose para ser más competitivos”. “Hay que optar por un nuevo modelo de gestión para que los precios no sigan cayendo”.

    Porque lo que ocurre en la actualidad es que en Europa compran naranjas y mandarinas unas pocas cadenas de distribución y cada vez lo hacen a un precio más barato porque son muchos los productores valencianos que acuden a esos distribuidores para ofrecer su producción y esas cadenas acaban comprando a un precio muy reducido. Sin embargo, si el sector acude unido al mercado y con una única oferta, a los grandes distribuidores no les quedará más remedio que pagar un precio más elevado por las naranjas y mandarinas valencianas.

    Blanch también ha considerado muy oportuna la decisión del Gobierno de la Generalitat de crear un lobby para defender los intereses de la citricultura valenciana en Bruselas, “un grupo de presión que estará dirigido por profesionales entendidos en la materia y que será costeado por la propia Generalitat”.

     

    Subir