24 de noviembre de 2020 24/11/20

El Ayuntamiento espera ahorrar hasta un 45% en la factura de la luz al racionalizar el alumbrado público

    Con el objetivo de reducir el gasto eléctrico, desde el Ayuntamiento de Nules se están tomando una serie de medidas que posibilitarán, según adelanta el alcalde, Mario García, “una disminución en la factura de la luz municipal que rondará el 45%”. En concreto, se está “racionalizando y optimizando” el alumbrado público “garantizando que no se creen zonas de penumbra, ni se generen puntos mal iluminados, pero sí que no se utiliza más electricidad de la estrictamente necesaria”.

    Desde la semana después de las fiestas patronales, a principios del mes de octubre y de manera progresiva, se está procediendo a la desconexión de fases de alumbrado público, dependiendo de las zonas, ya que en algunos puntos sólo se desconectan algunos puntos de iluminación aislados. Este proceso se inició en las avenidas y viales principales.

    En concreto, en las playas, se ha anulado provisionalmente el alumbrado de tres avenidas, dejando en uso el 50% de las farolas. Por lo que respecta al casco urbano, ya se ha actuado en las calles Purisima, Santa Bárbara, San Bartolomé avenida Nyons, plaza del Pilar y las avenidas Castellón y Valencia. Al igual que en las playas, está en uso el 50% del alumbrado “y cualquier vecino puede comprobar que la iluminación, aunque reducida, es suficiente”.

    En cualquier caso, García asegura que “estamos actuando de manera concienzuda, y no se procede a la desconexión de las farolas si no estamos completamente seguros de que no se crean penumbras y que se garantiza por completo la visibilidad y por lo tanto la seguridad vial”. Precisamente por ello la desconexión no afecta a las rotondas, donde se mantiene el 100% de la iluminación. En estos casos, sólo se apagan algunas de las farolas de su entorno.

    Esta medida no sólo afectará a las avenidas y calles principales, sino a todo el municipio, aunque en casos de calles más estrechas, con sólo una fila de farolas, el apagado se realizará de forma alterna. La calle Mayor, por ejemplo, será uno de esos puntos. “En estos casos se actuará estudiando farola por farola, pero insisto que no se producirá la desconexión si no se garantiza la mínima iluminación imprescindible para asegurar la visibilidad”, destaca García.

    El alcalde de Nules también quiere destacar que esta tarea se está desarrollando íntegramente desde la brigada municipal “porque no tiene sentido que contratemos un servicio externo, si lo que pretendemos es reducir gastos, precisamente por ello se está actuando de forma progresiva, a medida que nos resulta posible”.

    Una vez finalice la racionalización del alumbrado público en las calles del municipio, el objetivo del Ayuntamiento es estudiar la iluminación de los edificios públicos, como el Teatro Municipal, o el propio Ayuntamiento. Por otra parte, tampoco se descarta plantear una inversión que posibilitara la instalación de bombillas de bajo consumo, ya que otras alternativas, como la instalación de reductores de flujo “supone una inversión muy alta que ahora no es viable”.

    Subir