29 de febrero de 2020 29/2/20

La nueva normativa de comedor escolar potenciará la atención educativa y hábitos de vida saludable

    La Conselleria de Educación, Formación y Empleo está preparando un nuevo proyecto de orden que regula el servicio de comedor escolar que se presta en los centros docentes no universitarios de titularidad de la Generalitat y potenciará la atención educativa al alumnado, lo que se traducirá en la realización de actividades relacionadas con aspectos como los hábitos de alimentación y de vida saludable.

    El director general de Ordenación y Centros Docentes, Jorge Cabo, ha destacado la importancia de este servicio “por ser un elemento fundamental para la conciliación de la vida familiar y laboral y supone una importante inversión de la administración educativa a través de las transferencias que realiza para los gastos de funcionamiento y de las becas que anualmente concede al alumnado”.

    Cabo ha indicado que la nueva regulación “incorpora la obligatoriedad de que todos los centros dispongan de un proyecto educativo de comedor que establezca los objetivos, las normas de funcionamiento, así como los derechos y deberes del alumnado usuario”.

    Por otra parte, los centros deberán concretar para cada curso escolar este proyecto educativo en un programa anual donde, al menos, se establecerán dos tipos de actividades educativas; unas dirigidas al periodo de comida y relacionadas con hábitos alimentación, saludo e higiene, y otras, dirigidas al periodo anterior y posterior al de comida, que desarrollarán hábitos relacionados con la cultura, deporte y ocio.

    Planificación de menús variada y equilibrada
    Así, por una parte, incluye la programación, la elaboración y la distribución de los menús y todas aquellas actuaciones tendentes a garantizar el cumplimiento de los requisitos y controles higiénico-sanitarios. En este sentido, la orden señala que se prestará especial atención a la formación de buenos hábitos alimenticios del alumnado y que deberá establecerse una planificación de menús variada y equilibrada, con al menos una relación de 20 menús, que serán revisados periódicamente.

    La planificación y la elaboración de los menús se regirá por las normas dietéticas para comedores y residencias escolares elaborados por la conselleria de Sanidad y prestará especial atención a las recomendaciones contenidas en los documentos elaborados por este organismo, sobre las actuaciones para la prevención y el control del sobrepeso y la obesidad en la infancia y la adolescencia.

    Además, todos los comedores escolares estarán obligados a disponer de un menú especial o de régimen para atender al alumnado que, mediante el correspondiente certificado médico, acredite la imposibilidad de ingerir determinados alimentos que puedan ser perjudiciales para su salud.

    Inversión en el servicio
    La conselleria de Educación, Formación y Empleo financia los gastos de funcionamiento de este servicio con 1,45 euros por comensal y día, lo que supone una dotación económica total de 35,2 millones de euros, cantidad que no se ha reducido respecto al curso pasado.

    Asimismo, beca a un total de casi 80.000 alumnos a través de las becas individuales de comedor escolar que cuentan con una inversión de 41 millones de euros, es decir, uno de cada dos escolares tienen becado el 100% de este servicio y de forma complementaria el resto de usuarios recibe una subvención de más de un 20% en el precio total del servicio. Estas ayudas tampoco se han reducido respecto al curso 2010-11.

    Además, las inversiones destinadas tanto al funcionamiento del servicio como las becas directas a los alumnos permiten fijar, en los centros públicos, el precio máximo total de la minuta en 4,25 euros por comensal y día, precio que no se ha elevado desde el curso pasado.

    Por otro lado, un total de 1.019 centros públicos de la Comunitat disponen de servicio de comedor escolar, que utilizan más de 163.000 alumnos y alumnas. Este servicio de comedor comprende tanto la alimentación del alumnado usuario como la vigilancia y la atención educativa del mismo y se desarrolla durante la totalidad del tiempo que media entre la finalización del horario lectivo matinal y el comienzo del horario lectivo vespertino.

    Subir