8 de diciembre de 2019 8/12/19

Una sentencia judicial obliga al Ayuntamiento a pagar una deuda por una obra que ya abonó a la constructora

Una sentencia judicial obliga al Ayuntamiento a pagar una deuda por una obra que ya abonó a la constructora - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Una sentencia judicial obliga al Ayuntamiento a pagar una deuda por una obra que ya abonó a la constructora - (foto 2)
    Una sentencia judicial obliga al Ayuntamiento a pagar una deuda por una obra que ya abonó a la constructora - (foto 3)

    El Ayuntamiento tendrá que pagar a una entidad financiera 429.443 euros como consecuencia de una sentencia judicial que da la razón al banco en su reclamación de la deuda por el endoso de una certificación por parte de la UTE que realizó la obra del Conservatorio de Danza y que el consistorio abonó en 2008 a la empresa adjudicataria.

    El alcalde de Novelda, Armando Esteve, ha afirmado que "la gestión del gobierno tripartito sigue condenando al Ayuntamiento a una situación de penuria económica" tras conocer la sentencia que ratifica la solicitud de la entidad financiera y que obliga al consistorio a pagar a Caixabank casi medio millón de euros, entre principal más intereses y costas, correspondiente a varias certificaciones de la obra del conservatorio que la entidad tenía endosadas y reconocidas y que, sin embargo, el equipo de gobierno de aquel momento, integrado por PSOE, Compromís y EU-Verds, pagó directamente a la empresa y no al banco.

    A pesar de que el gobierno municipal puso el asunto en conocimiento de la Fiscalía de la Audiencia Provincial el pasado mes de marzo, por si pudieran derivarse presuntas actuaciones delictivas por parte de la unión temporal de empresas que se creó para la construcción de las instalaciones, ante esta sentencia el Ayuntamiento presentará una demanda contra la UTE, las empresas que la formaron y sus administradores "por haber cobrado del Ayuntamiento cantidades que sabían que no les correspondía cobrar" e intentar "recuperar esta importante cantidad de dinero".

    Esteve ha recriminado a los anteriores gobiernos municipales que no actuaran de una forma "más diligente" ante esta situación de la que eran conocedores desde que en 2010 la entidad financiera requiriera el pago al Ayuntamiento y presentara la demanda de reclamación un año después en vez de "esperar a que sea una sentencia la que nos obligue a pagar dos veces la misma obra".

    Gestión deficiente

    El alcalde noveldense ha subrayado que la "gestión deficiente" del gobierno tripartito "por la que todavía no han pedido disculpas" condiciona la recuperación económica del Ayuntamiento y la elaboración del presupuesto del próximo año ya que "todo lo que se gaste en pagar este tipo de sentencias no podrá destinase a mejorar los servicios a los ciudadanos". En este línea Armando Esteve ha recordado que, aunque la situación económica municipal va remontando, el Ayuntamiento está obligado a destinar cuatro millones de euros anuales al pago de deuda financiera por la "desastrosa gestión económica del tripartito" a la que ahora se suma la obligación de abonar este casi medio millón de euros, por lo que Armando Esteve ha exigido a los grupos integrantes de aquel gobierno, ahora en la oposición, que "asuman responsabilidades y pidan disculpas a los ciudadanos".

    A pesar de la sentencia condenatoria el Ayuntamiento ha decidido, en palabras del alcalde, "presentar batalla" interponiendo una denuncia contra la Unión Temporal de Empresas que se adjudicó la contruccción de las instalaciones del Conservatorio de Danza, formada por las mercantiles Mantenimiento y Construcciones ALCUBA S.A. y Santa Ana Unión de Construcción y Servicios S.A. que en 2007 endosaron varias cetificaciones de obra al banco y que, a pesar de ello, no tuvo reparo en cobrarla también directamente del consistorio para, afirmaba, "intentar recuperar el dinero y que las responsabilidades, si las hubiera, no queden impunes".

    ocultar
    Una sentencia judicial obliga al Ayuntamiento a pagar una deuda por una obra que ya abonó a la constructora
    Subir