elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Milagrosa Martínez reparte huchas como símbolo de su compromiso por mejorar la economía municipal que tiene una deuda de 32 millones de euros

Milagrosa Martínez reparte huchas como símbolo de su compromiso por mejorar la economía municipal que tiene una deuda de 32 millones de euros  - (foto 1)
    La candidata a la alcaldía Miilagrosa Martínez está repartiendo huchas entre los ciudadanos como símbolo de su compromiso por mejorar la economía municipal que en estos momentos, y tras los últimos cuatro en los que ha gobernado un cuatripartito con el PSOE al frente, se ha situado en 32 millones de euros, de los que la mitad se adeuda a los bancos y la otra mitad a proveedores.

    “El problema es que si Novelda sigue con este descontrol estamos hipotecando el futuro no sólo de nuestros hijos sino de nuestros nietos, y el Ayuntamiento podría tardar décadas en levantar cabeza de esta mala gestión” ha señalado la candidata popular. El presupuesto anual del Ayuntamiento es de unos 20 millones de euros, de los que hay que pagar el sueldo a los funcionaros y atender el gasto corriente y de funcionamiento, con lo que el margen para la reducción de la deuda es bastante estrecho.

    El compromiso de la candidata popular sobre este asunto pasa por elaborar un plan estratégico de racionalización del gasto, partiendo de un criterio de austeridad, y tratando de mancomunar determinados servicios con poblaciones vecinas, lo que conllevaría un abaratamiento de su coste.

    Martínez ha subrayado que “la economía municipal está muy ligada a que la población funcione bien, que haya trabajo, empresas y comercios que paguen sus tributos, en la actual situación cada vez se ingresa menos porque la ciudad ha ido a menos en los últimos años”.

    La candidata popular ha remarcado que uno de sus compromisos es obtener más ingresos partiendo de la idea de que haya más actividad económica en el municipio aunque “nunca subiendo los impuestos a los ciudadanos como ha ocurrido en los últimos años, nuestra propuesta es congelarlos para que las familias no tengan que soportar una mayor carga de la que ya tienen”.

     

    Subir