25 de febrero de 2021 25/2/21

El Ayuntamiento estudia transformar las instalaciones del CSAD en un nuevo pabellón deportivo

El Ayuntamiento estudia transformar las instalaciones del CSAD en un nuevo pabellón deportivo - (foto 1)
  • Se contempla esta posibilidad por el elevado coste que tendría volver a reabrir las instalaciones como piscinas cubiertas, por todo lo vandalizado en los más de 10 años cerrado

MÁS FOTOS
El Ayuntamiento estudia transformar las instalaciones del CSAD en un nuevo pabellón deportivo - (foto 2)
El Ayuntamiento estudia transformar las instalaciones del CSAD en un nuevo pabellón deportivo - (foto 3)
El Ayuntamiento estudia transformar las instalaciones del CSAD en un nuevo pabellón deportivo - (foto 4)
El Ayuntamiento estudia transformar las instalaciones del CSAD en un nuevo pabellón deportivo - (foto 5)

Los servicios técnicos del departamento de Urbanismo del Ayuntamiento han iniciado los trabajos para la elaboración de un proyecto de viabilidad técnica y económica que contemple la reapertura, sin el servicio  de piscina cubierta, de las antiguas instalaciones del Centro Salud y Agua de Novelda, un complejo deportivo cuyas puertas se mantienen cerradas desde 2010 cuando la empresa concesionaria abandonó la explotación de las instalaciones.

A las espera de la resolución del procedimiento judicial en el que está inmerso el Ayuntamiento de Novelda por la demanda de la entidad crediticia Abanca de los casi seis millones de euros que en su día financió a la empresa concesionaria para la construcción y explotación del CSAD, deuda que como ha señalado Iván Ñíguez, concejal de los departamentos de Hacienda y Gestión del Patrimonio, “no corresponde al Ayuntamiento”, desde el equipo de gobierno se trabaja en la confección de un proyecto de reapertura  viable desde el punto de vista económico y deportivo.

Iván Ñíguez, delegado del área de Gestión Urbanística, ha señalado que los técnicos del Ayuntamiento ya trabajan en un proyecto de apertura que contemplaría la adecuación del edificio para albergar un segundo pabellón municipal en detrimento de la piscina cubierta, “creando un nuevo concepto deportivo, muy potente, que complete la oferta deportiva en Novelda y sirva de reclamo para los deportistas que nos visitan”.

Ñíguez ha asegurado que desde los servicios técnicos municipales se está realizando un profundo análisis para certificar el estado integral del edificio y el coste que supondría poner la instalación en funcionamiento y ha confirmado que a lo largo de 2021 se tiene previsto realizar el proyecto de obras y gestionar  la licencia de apertura.

Procedimiento Judicial

El próximo mes de febrero el juzgado de lo contencioso administrativo número cuatro de Alicante acogerá la primera vista del procedimiento judicial planteado desde la entidad de crédito Abanca, por el que le reclama al Ayuntamiento de Novelda  el pago de los cerca de seis millones de euros que la firma bancaria coruñesa prestó a la empresa concesionaria del CSAD para la construcción y explotación del mismo.

En este sentido la Secretaría General del Ayuntamiento, junto al letrado adjudicatario del contrato para defensa jurídica municipal, serán los encargados de defender los intereses municipales en un procedimiento en el que como ha afirmado la Secretaria General del Ayuntamiento, Andrea Rodero, “es el Ayuntamiento el mayor perjudicado, ya que es ajeno a la relación existente entre la entidad financiera y la empresa concesionaria. El Ayuntamiento no debería ser el demandado en esta causa, no debe ser el erario público y los vecinos de Novelda los encargados de pagar una deuda originada por una empresa privada”.

CSAD

El Centro Salud Agua Deportivo de Novelda, que cerró sus puertas en agosto de 2010, apenas dos años después de su inauguración, se levanta sobre una parcela de 11.000 metros cuadrados de suelo público. La mercantil CSAD se adjudicó en 2006, por un periodo de cuarenta años, la construcción y explotación de este centro deportivo, en el que invirtió casi seis millones de euros, a cambio de un canon de 900.000 euros para el Ayuntamiento.

Sin embargo en 2010 abandonó la explotación por su baja rentabilidad, declarándose posteriormente en concurso de acreedores. Tras un largo periodo bajo la tutela de un administrador concursal en 2016 un juzgado de Valencia declaraba la conclusión del concurso de acreedores, por inexistencia de bienes y, por tanto, la extinción de la mercantil. Una vez el inmueble del Centro de Salud Agua Deportivo pasó a ser propiedad municipal, en el año 2018, la corporación municipal  ha continuado  con los trámites administrativos de un proceso que tras la fase de liquidación  económica ha acabado judicializado por la demanda de la entidad bancaria Abanca. 

Subir