Sábado 21 de Julio de 2018

El Consell denuncia el recorte "intolerable" de 353 millones del Gobierno central en la financiación comprometida para los valencianos en 2018

Versión Clásica
Edición Comunidad Valenciana
Economía y Negocio -  general
02/01/2018 | elperiodic.com  

El Consell denuncia el recorte "intolerable" de 353 millones del Gobierno central en la financiación comprometida para los valencianos en 2018

imprimir
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

El Ministerio de Hacienda ha comunicado por carta al Consell los nuevos importes de las entregas a cuenta de los recursos del Sistema de Financiación del ejercicio 2018 y la previsión de la liquidación definitiva de dicho sistema para el año 2016, que es la que se percibirá en julio próximo. Respecto a las entregas a cuenta, el nuevo cálculo para la Comunitat Valenciana recoge una disminución de 353 millones respecto a la previsión hecha en julio por el propio ministerio, mientras que el importe de la liquidación se mantiene inalterable.

En la carta, el ministerio justifica el recorte "dada la actual situación de prórroga del presupuesto de 2017" y añade que el nuevo cálculo basado en los presupuestos del año pasado será aplicable "a los pagos mensuales de las entregas a cuenta a partir de enero de 2018 en tanto no se disponga de un nuevo presupuesto aprobado para dicho ejercicio". De este modo, la financiación de los valencianos en términos de caja para el próximo año se verá reducida en 353 millones respecto a las cifras comunicadas a finales de julio y que son las que sirvieron para elaborar los Presupuestos de la Generalitat para 2018. Asimismo, los nuevos importes suponen un minoración de los recursos de la Comunitat en términos de caja para el próximo ejercicio de 269 millones, un 2,6% menos en relación a 2017.

En las previsiones del ministerio trasladadas a finales de julio, la cantidad prevista de entregas a cuenta a la Comunitat Valenciana correspondientes a 2018 fue de 8.699 millones, lo que, unido a una liquidación de 2016 de 1.568 millones, daba una financiación total en términos de caja el próximo año de 10.267 millones. Este importe ya supuso un hachazo del Gobierno central a los valencianos por cuanto suponía un incremento de solo el 0,83% respecto a 2017 (únicamente 84 millones más), frente a la media del conjunto de las autonomías del 3,98%, a pesar del crecimiento económico de la Comunitat previsto para 2018, superior además al promedio estatal.

En función "de la tramitación del proyecto de ley de PGE"

La revisión, con el pretexto de la prórroga de los PGE, reduce el importe de las entregas a cuenta hasta los 8.346 millones, 353 millones menos de los que el Consell tenía previsto ingresar y que constan en el presupuesto de la Generalitat para 2018. De este modo, la cifra total entre entregas a cuenta y liquidación de 2016 se queda en 9.914 millones, lo que comportará un descenso en los recursos de la Comunitat en términos de caja del 2,6% respecto a 2017, cuando se ingresaron 10.183 millones por estos conceptos (8.503 millones en entregas a cuenta y 1.680 millones por la liquidación de 2015).

El ministerio advierte que estas serán las cuantías "en tanto en cuanto no se apruebe el nuevo presupuesto para 2018" y señala que, como consecuencia de la prórroga, los importes referidos "se basan en las previsiones presupuestarias de ingresos aprobadas en los presupuestos del año 2017 y los últimos datos disponibles de los índices de distribución territorial de los impuestos cedidos y de las variables poblacionales establecidas para el cálculo de la Transferencia del Fondo de Garantía de Servicios Públicos Fundamentales".

Concluye señalando que estos son los importes, "sin perjuicio de que a medida que avance la tramitación del Proyecto de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018 se remita la información que corresponda sobre las entregas a cuenta de los recursos del Sistema de Financiación del ejercicio 2018 adecuadas a las estimaciones de ingresos que se contengan en el mismo".

"Es una deslealtad para los valencianos"

Para Clara Ferrando, la maniobra del ministerio "supone una nueva vuelta de tuerca para castigar las arcas públicas valencianas. Es una irresponsabilidad y una deslealtad por parte del Ministerio y supone un auténtico chantaje. Su falta de diálogo para confeccionar los presupuestos del Estado lo vamos a tener que pagar las comunidades autónomas, especialmente la valenciana, que espera desde 2014 un nuevo sistema de financiación que acabe con la discriminación que padecemos".

"Rajoy -ha señalado Ferrando- se comprometió a tener aprobado en 2017 el nuevo modelo de financiación. Estamos en 2018 y aún no tenemos noticias del nuevo sistema de financiación, pero ya nos ha llegado la primera carta de Madrid anunciando recortes. Ahora, con la excusa de la prórroga de los presupuestos generales del Estado, nos envían el mensaje de que si no se aprueban, vamos a sufrir. Y encima han hecho caso omiso a la exigencia de un fondo extraordinario de 1.325 millones para compensar a los valencianos por la infrafinanciación".

En las entregas a cuenta del sistema de financiación se reparte el 98% de la recaudación prevista de los impuestos compartidos, esto es el 50% del IVA, el 50% del IRPF y el 58% de los impuestos especiales. Las previsiones anteriores contemplaban un incremento de la liquidación para la Comunitat Valenciana del 0,83% respecto al presupuesto de 2017 mientras que para el conjunto de las CC AA el aumento era del 3,98%. Ahora, con el presupuesto prorrogado, no solo no hay incremento, sino que se produce un descenso de los fondos.

"Supondrá un castigo del Ministerio a los proveedores valencianos"

De mantenerse estas cifras, la insuficiencia se corregirá dos años después, cuando en 2020 se abone la liquidación de 2018, pero, de momento, el próximo año la Comunitat verá agravados los problemas de liquidez derivados de sufrir la peor financiación de todas las comunidades, a pesar de que el actual modelo está caducado desde el 1 de enero de 2014.

Ferrando ha lamentado la "insensibilidad" del ministerio ya que todo esto se traducirá en "un castigo añadido a los proveedores valencianos, toda vez que, como consecuencia de esta decisión unilateral del Ministerio, habrá menos liquidez para pagar las facturas, con lo que el Periodo Medio de Pago se verá afectado. Es inadmisible que se juegue con los derechos de los ciudadanos".

"El anterior cálculo ya era miserable con los valencianos. Por la naturaleza de la recaudación, la liquidación está estrechamente ligada a la actividad económica y las previsiones de crecimiento tiran al alza también las previsiones de ingresos por impuestos. Ya era indignante que el cálculo del Ministerio prevea un crecimiento de ingresos de sólo un 0,83% para la Comunitat, cuando nuestro territorio es uno de los que tienen una previsión de crecimiento más alto del Estado (por encima del 3%). Ahora resulta que no nos llegará ni siquiera ese incremento, a menos que se aprueben los presupuestos. El Ministerio lo está dejando bien claro: Nos quieren repartir miseria, de rodillas y además agradecidos".

Comparta este artículo
No hay comentarios en el artículo

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Con el soporte de:
GV Conselleria Educació

RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Amb la col·laboració de la Consellería d'Educació, Investigació, Cultura i Esport. Generalitat Valenciana.

Aviso Legal | Política de Cookies | Publicidad | Correo: valenciaARelperiodicPUNcom

 
Versión Móvil