Viernes 17 de Agosto de 2018

Cabré: “Hay 29 niños y niñas con necesidades especiales que esperan una familia de adopción”

Versión Clásica
Edición Comunidad Valenciana
Sociedad -  general
21/08/2011 | elperiodic.com  

Cabré: “Hay 29 niños y niñas con necesidades especiales que esperan una familia de adopción”

imprimir
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar
• La Conselleria de Justicia y Bienestar Social potencia la adopción de menores con singular dificultad
El conseller de Justicia y Bienestar Social, Jorge Cabré, ha hecho un llamamiento a las familias valencianas que desean adoptar para que opten por acoger en sus hogares niños y niñas que por sus necesidades especiales tienen más dificultad en ser aceptados que otros menores.

En esta situación se encuentran 29 menores de características específicas, como ser mayores de 6 años, pertenecer a grupos de hermanos, o que son menores con deficiencias psíquicas, físicas y sensoriales, con alguna enfermedad, o de etnia distinta, y por lo tanto de más difícil aceptación.

Pese a que se necesitan familias dispuestas a adoptar o acoger a estos niños Jorge Cabré se ha referido a “las dificultades que entraña la crianza de hijos con necesidades especiales” y ha puntualizado, “la preparación que las familias deben tener para afrontar la situación”.

También ha querido mostrar su “satisfacción” porque durante el primer semestre de este año se han producido 10 adopciones de estas características, es decir, de familias que se inclinaron por adoptar menores considerados con necesidades especiales. “Es admirable la voluntariedad y entrega que demuestran estas familias que con su meditada decisión, han conseguido dar un hogar a niños que lo tenían muy difícil”.

Desde el año 2000 hasta la fecha, un total 717 niños y/o niñas de características especiales han sido adoptados en la Comunitat Valenciana, de 178 pertenecían a grupo de dos hermanos, 67 a mayores de 6 años, 216 presentaba más de una necesidad, 103 pertenecían a otra etnia, 28 al grupo de tres hermanos, 60 con alguna discapacidad (27 psíquica, 23 física, 10 sensorial), 15 con VIH, y 26VHC.

La situación ha ido cambiado paulatinamente en los últimos años en parte, gracias a las campañas de información y sensibilización dirigidas a las familias que periódicamente realiza la conselleria de Justicia y Bienestar Social junto con los Ayuntamientos y entidades.

Aún así, según ha señalado Jorge Cabré, actualmente, en la Comunitat Valenciana, hay 29 menores en situación jurídica de ser adoptados y que por las características especiales que presentan no se ha encontrado familias adoptivas para ellos.

Al respecto, el conseller ha indicado que se trata de niños y niñas “mayores de 8 años, principalmente de entre 12 y 16 años, que precisamente por su edad tienen más dificultad de encontrar familia, grupos de hermanos, menores tienen algún tipo de discapacidad, niños que permanecen centros de protección a pesar de que su situación es de adoptabilidad”.

Con frecuencia estos menores están condenados tan solo por su condición o características específicas a permanecer en centros de protección institucionalizados, con pocas posibilidades de que familias se interesen por adoptarlos.

Por ello, Jorge Cabré ha apelado a “la solidaridad de las familias valencianas que desean adoptar menores y se animen a acoger en sus hogares niños y niñas que especialmente necesitan de su ayuda para conseguir una familia”.

Asimismo, ha subrayado también la importancia de que estas familias, “tengan un carácter abierto a las necesidades del menor, y los recursos educativos necesarios para afrontar su problemática. Todo ello se valorará especialmente a la hora de la correspondiente valoración psicosocial de idoneidad”, ha subrayado.

En muchos casos, estos niños ya han vivido en familias que pretendían inicialmente adoptarlos, pero que han sido incapaces de asimilar su situación personal, en muchos casos porque las expectativas que tenían sobre el hijo que deseaban eran muy diferentes de la realidad de estos niños.

Las graves carencias afectivas que estos niños han vivido con su familia de origen durante su primera infancia, las irregularidades en su escolarización, y el rechazo añadido que han sufrido por parte de las familias que han intentado adoptarlos, originan que en algunas ocasiones puedan presentar, problemas de comportamiento pero que no conlleva situaciones reales de riesgo. “En general, desean ser aceptados y queridos, y precisan familias que puedan ser conscientes de sus necesidades y ser capaces de responder a ellas”, ha señalado.

No sólo pueden ser adoptados
Según ha aclarado Jorge Cabré, la adopción no tiene porqué ser el único medio de su integración familiar, “puesto que el acogimiento permanente también es una opción válida hasta que realmente se verifique si existe interés por parte de todos, niños y familias, de llevar adelante la adopción”.

Los vínculos con la familia biológica de estos niños suelen estar extinguidos, aunque en algunos casos puede ser conveniente que mantengan contacto con algún hermano.

El conseller de Justicia y Bienestar Social ha explicado, además, que los equipos de las Direcciones Territoriales proporcionan apoyo técnico y psicológico a las familias, para facilitar el acoplamiento de los muchachos y muchachas en el nuevo entorno familiar.

 

Comparta este artículo
No hay comentarios en el artículo

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
Publicidad
Publicidad
Con el soporte de:
GV Conselleria Educació

RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Amb la col·laboració de la Consellería d'Educació, Investigació, Cultura i Esport. Generalitat Valenciana.

Aviso Legal | Política de Cookies | Publicidad | Correo: valenciaARelperiodicPUNcom

 
Versión Móvil