3 de marzo de 2021 3/3/21

La Navidad queda atrás, ahora volver a casa de los padres se debe al COVID-19

La Navidad queda atrás, ahora volver a casa de los padres se debe al COVID-19 - (foto 1)
  • Más de 9.000 jóvenes valencianos han perdido su independencia económica por las graves consecuencias de la pandemia en las empresas, por lo que han recurrido al cobijo de casa de los padres a modo de solución

“Vuelve, a casa vuelve, por Navidad”. Este famoso estribillo que todos conocemos y que toca la fibra sensible de muchos españoles en estas destacadas fechas navideñas se ha visto afectado también por la grave crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia del Coronavirus.

La famosa canción bien podría dar paso a “Vuelve, a casa vuelve, por el COVID-19”. Esto se debe, mayoritariamente, a que una gran cantidad de jóvenes valencianos han perdido su independencia económica por la inestabilidad causada por la pandemia en las empresas y en el mercado laboral.

Que los jóvenes trabajadores del territorio valenciano pierdan sus puestos de trabajo o que haya menos demanda del mismo hace que todo sea una cadena de consecuencias negativas y pierdan aquellas libertades que anteriormente les había otorgado su vida laboral.

Lo primero que muchos han decidido ha sido volver a casa de sus padres, sí, a aquella de la que salieron años atrás buscando dar un paso importante en sus vidas y a la que ahora vuelven como la solución para hacer frente a los problemas actuales.

Tal y como detalla el balance del Observatorio de la Emancipación del Consejo de la Juventud de España, la cifra de jóvenes valencianos que han vuelto a casa de sus padres por los problemas derivados del Coronavirus asciende hasta los 9.000.

El gran reto de independizarse para todos ellos se ha visto ahora condicionado de manera directa por el momento que ha ocasionado esta pandemia al panorama mundial.

Hasta dos puntos porcentuales ha bajado la emancipación en la Comunitat Valenciana desde que irrumpió la pandemia; de estar en el 19% en 2019 a caer hasta el 17,3% este año.

Estos jóvenes de hasta 30 años, según analiza este balance, no han vuelto a casa de sus padres únicamente por el gusto de verlos, sino porque son víctimas del momento complejo que vive la sociedad. La causa principal es lo sucedido con la pandemia del Coronavirus, que ha derivado en perder sus trabajos, no poder hacer frente a los gastos de la emancipación, del piso de soltero, o de lo más cotidiano del día a día.

Volver a casa se ha convertido para los jóvenes valencianos en la práctica más habitual desde que el COVID-19 irrumpió en sus vidas, algo a lo que hacen frente esperando que las condiciones del mercado laboral vuelvan a adquirir algo de normalidad, la demanda vuelva a aumentar y cada punto de sus vidas vaya recuperando cierta normalidad y que las futuras vueltas a casa de los padres sea por gusto y no por necesidad.

Subir