27 de septiembre de 2020 27/9/20

Músicos de la tercera edad amenizan las Navidades en las residencias de la Comunitat

  • El conseller Blasco destaca, además, a este colectivo como uno de los más activos en solidaridad

  • El 35% del voluntariado de la Comunitat Valenciana lo realizan personas mayores de 60 años

  • Las personas jubiladas que hacen voluntariado superan las 44.800 personas

Vicente Ferrer, Francisco Furió y Salvador Campos son los tres nombres de los componentes del grupo musical “Jóvenes Promesas” que estas Navidades van a recorrer las residencias de la tercera edad de la provincia de Valencia para amenizar las tardes a miles de ancianos. Voluntarios de la Federación Provincial de Asociaciones Democráticas de Pensionistas y Jubilados de la Unidad Democrática de Pensionistas de Valencia, tienen 82, 75 y 76 años respectivamente pero un espíritu joven y solidario que les lleva a rescatar, durante dos horas de actuación, las mejores canciones de los años 50 y 60 para sacar las mejores sonrisas entre su auditorio.

El conseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha explicado que “las personas mayores que son voluntarias son una fuente inagotable de conocimientos, experiencia y generosidad, y en la Comunitat Valenciana, además, cuantitativamente son una parte fundamental de nuestro voluntariado”.

Más de 835.000 personas en la Comunitat Valenciana son mayores de 65 años. Este numeroso colectivo es, sin duda, protagonista del entramado solidario, bien por ser receptor de la ayuda, bien por ser directamente voluntarios. La tercera edad que siempre ha sido considerada beneficiaria de la acción altruista, se ha posicionado como uno de los colectivos de voluntarios más consolidados y más activos. De hecho, el 35% del voluntariado de la Comunitat son mayores de 60 años.

La otra cara de la moneda es la de los mayores destinatarios de la acción voluntaria. Así, el 22% de las personas de la tercera edad viven solas. Las casi 300 ONG que se dedican al colectivo de mayores centran sus acciones en atender a los ancianos, ayudarles en sus quehaceres diarios y realizar tareas de acompañamiento para evitar que se sientan solos.

Las personas mayores y, sobre todo, las jubiladas cuentan con más tiempo libre, algo que aumenta sus posibilidades de hacer voluntariado. De hecho, más de 44.800 voluntarios son pensionistas y son los jubilados el grupo mayoritario de voluntariados sin un empleo remunerado, seguidos de las amas de casa y los estudiantes. Así se desprende de un estudio encargado por Fundar a la Universitat de València y que analiza el perfil del voluntariado de la Comunitat Valenciana. En nuestra región más de 204.000 personas son voluntarias y de ellas, el 35% es mayor de 60 años.

Más tiempo libre y más experiencia
Son muchas las personas que aún piensan que los voluntarios son jóvenes y estudiantes en su mayoría. Sin embargo, el colectivo de mayores supera ya el 35% del total de nuestro voluntariado y la cifra va en aumento. La tercera edad tiene mucho que aportar a la sociedad y a los colectivos que más lo necesitan”, asegura Blasco.

En la Comunitat Valenciana son varias las ONG que sólo cuentan con voluntarios de la tercera edad, como es el caso de Mayores de Telefónica, SECOT, Mayores Voluntarios o AVIM. Todos ellos ofrecen sus conocimientos y su madurez a aquellas personas que lo necesitan, de una forma totalmente desinteresada.

El hecho de hacer voluntariado tiene para los mayores numerosas ventajas, fundamentalmente, ocupar su tiempo, llevar un estilo de vida saludable y sentirse útiles. Al promover el voluntariado entre colectivos de personas prejubiladas o jubiladas se previenen además situaciones de desintegración y desarraigo social, por lo que se aumenta su calidad de vida.

Subir