4 de diciembre de 2020 4/12/20

136 municipios podrán acogerse al Régimen de Gestión Compartida

  • Desarrollo del modelo local valenciano

  • Blasco: “el objetivo de esta novedosa medida es facilitar y simplificar la gestión de la administración local” en municipios de menos de 500 habitantes

  • Los municipios en Régimen de Gestión Compartida tendrán preferencia en las convocatorias de ayudas públicas

Con el propósito de adecuarse al carácter minifundista del mapa local valenciano, la nueva Ley Valenciana de Régimen Local, que entró en vigor el pasado 14 de julio, contempla la posibilidad de que los pequeños municipios se puedan acoger a lo que el legislador denomina Régimen de Gestión Compartida.

“Se trata de una medida novedosa que la Generalitat pone al alcance de pequeños municipios para eximirles de prestar determinados servicios y diseñar un modelo más simplificado en cuanto a su organización y funcionamiento”, ha explicado el conseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco.

Según se detalla en la nueva normativa municipal, podrán acogerse a este régimen especial los municipios con una población inferior a los 500 vecinos. Aunque también podrán beneficiarse de esta nueva figura las localidades que tengan entre 500 y 1.000 habitantes que acrediten que su evolución demográfica es negativa de forma persistente.

“El espíritu del nuevo marco legal es facilitar y simplificar la gestión de la administración local sin que ello suponga una merma ni la cobertura de los servicios ni en los derechos de los vecinos”, ha subrayado el conseller Blasco.

Para que en un municipio de estas características se pueda aplicar el Régimen de Gestión Compartida, la Diputación Provincial correspondiente deberá elaborar un informe y a través de un decreto del Consell se regularán los detalles de organización y funcionamiento.

Entre otras cuestiones, la nueva ley recoge que estos municipios tendrán preferencia en las convocatorias de las ayudas de otras administraciones además de diseñar un programa de reorganización de la gestión municipal que se articulará a través de convenios con la Diputación y fórmulas de colaboración que se determinen con los departamentos de la Generalitat.

El fomento de la agrupación de estos pueblos con otros municipios colindantes para compartir personal común o prestar determinados servicios básicos es otra de las posibilidades que se recogen la nueva Ley Valenciana de Régimen Local.

En la actualidad, en la Comunitat Valenciana son 136 los municipios que no alcanzan los 500 vecinos, lo que supone un 25% del total. En la provincia de Castellón, el 46% de las localidades tienen una población inferior a los 500 vecinos, mientras que en la provincia de Alicante la cifra alcanza al 21% de los municipios y en Valencia los pueblos con menos de 500 habitantes suponen el 17%.

Subir