10 de abril de 2021 10/4/21

Morera lamenta que se continúe hablando de financiación y deuda histórica “pero aquí seguimos sin recuperar lo que es nuestro”

    El portavoz de Compromís en las Cortes Valencianas, Enric Morera, celebra que el tema de la deuda histórica esté otra vez de actualidad pero, en opinión de Morera, “estamos perdiendo el tiempo y los culpables de esto son los dos grandes partidos, los que han gobernado y gobiernan aquí y los que han gobernado y gobiernan en Madrid, porque a estas alturas continuar hablando de la financiación es surrealista, ya no es tiempo de resoluciones ni de promesas, es tiempos de posicionarse junto a los que quieren una financiación digna o al lado de quienes hablan mucho de esto y después no hacen nada. Es muy lamentable que continuemos hablando de esto y que aquí sigamos sin recuperar lo que es nuestro, sin duda es una buena estrategia de las direcciones de los grandes partidos de Madrid para no devolvernos nuestro dinero”.

    Según el parlamentario valencianista, “esa deuda histórica, de la que curiosamente ha hablado hoy el presidente de las Cortes en una conferencia, es la misma que el partido del señor Cotino no quiere que se pague al pueblo valenciano. Por lo tanto, cualquier político del PP, tenga el cargo que tenga, así como muchos políticos del PSOE, están totalmente desacreditados para hablar de financiación autonómica y de deuda histórica, porque cuando han tenido la oportunidad y el poder no han hecho nada”.

    Morera también considera que, después de la marginación histórica “que hemos sufrido por culpa de unos y de otros, en las Cortes y en el Congreso, ya es el momento de reivindicar esos 11.000 millones de euros que debe el Estado al pueblo valenciano porque necesitamos ese dinero para recuperarnos, para invertir en educación, en sanidad, en bienestar de la ciudadanía. El presidente Camps se comprometió, y no hizo nada. Fabra, continúa por el mismo camino y no es capaz ni de amonestar a los diputados y diputadas valencianos en Madrid que votan en contra de una financiación más justa, que vaya acabando con esa deuda histórica”.

    Subir